Ponte da Boga abre camino y presenta “B”, el primer Blanco Lexítimo de la Ribeira Sacra

Ponte da Boga, bodega emblemática de la Ribeira Sacra, lleva desarrollando desde hace años un ambicioso proyecto de recuperación de variedades tradicionales de uva, que le ha permitido presentar sucesivas alternativas de vinos sugerentes y singulares a lo largo de estos años, posicionándose como un referente en Galicia a la hora de maridar origen, tradición e innovación. La firme apuesta de Ponte da Boga por la investigación de variedades sigue dando sus frutos y le permite presentar un nuevo y exclusivo vino blanco.

En esta ocasión, Ponte da Boga presenta “B”, Blanco Lexítimo, el primer vino de esta variedad de uva en la Ribeira Sacra, casi extinguida desde hace medio siglo y que los enólogos de la bodega decidieron estudiar en una parcela experimental puesta en marcha hace casi 10 años. Tras años de investigación y experimentación para obtener el mayor potencial de esta uva en el viñedo, se da a conocer su vino, un nuevo blanco gallego destinado a quienes sientan la atracción por conocer esta “nueva” variedad tradicional, prácticamente desaparecida hasta ahora.

“B” Cosecha 2019, es fruto 100% de la perfumada y escasa variedad de uva Blanco Lexítimo, proveniente de una parcela ubicada a 500 mts de altitud en el corazón de la Ribeira Sacra. Esta primera y exclusiva elaboración de tan solo 1750 botellas, ha pasado por una maceración en frío, prensado y posterior fermentación en depósito de acero y barrica de roble, seguida de una crianza sobre lías de 5 meses.

El resultado es un vino amarillo verdoso pálido, de gran intensidad aromática en el que las notas cítricas se superponen con flores blancas y frutas de hueso, entremezcladas con notas ligerísimamente tostadas y ahumadas. En boca nos aporta toques a lima, naranja o albaricoque. Ponte da Boga Blanco Lexítimo es perfecto para acompañar pescados, aves y mariscos.

Este exclusivo vino está etiquetado empleando Mineral Paper, libre del empleo de cloro, agua y pasta de madera. La etiqueta está protagonizada por una huella digital en verde, que metafóricamente representa tanto el carácter único de esta variedad, como el esfuerzo y talento empleados para su supervivencia y vinificación. Adicionalmente, gracias al empleo de tintas termoreactivas, cuando el vino alcanza su temperatura óptima de consumo, la etiqueta desvela las coordenadas donde se ubica la parcela de la Ribeira Sacra de la que proceden las uvas.

Blanco Lexítimo

Este tipo de uva forma parte de las variedades tradicionales del noroeste de nuestro país. Blanco Lexítimo se asocia en Galicia especialmente la zona de Betanzos, aunque otras zonas han contado con esta variedad, pero ha sido siempre de cultivo escaso.

Desde hace aproximadamente 10 años, el empeño de instituciones como la Fundación Juana de Vega e investigadores de EVEGA, CSIC y USC, así́ como de bodegas con vocación recuperadora como Ponte da Boga, se ha dirigido al estudio de la caracterización de esta variedad de uva, concluyendo su enorme potencial para la elaboración de vinos blancos de calidad debido a su alta concentración en compuestos aromáticos.

Todo este trabajo ha desembocado en la reciente inscripción de Blanco Lexítimo, también conocido como Raposo en la Barbanza y Albarín Blanco en Asturias, en el Registro de variedades comerciales y como variedad preferente en la DO Ribeira Sacra.

Vendimia 2020

Estos días Ponte da Boga está realizando los últimos trabajos para dar por concluida la campaña de vendimia 2020 que arroja un balance de 330.000 Kg de uva de siete variedades diferentes, Mencía, Brancellao, Merenzao y Souson en tintas. Godello, Albariño y Blanco Léxítimo en blancas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.