Antonio Amenedo, “El Cocinero del Pazo”, más solidario

Antonio Amenedo, conocido como “El Cocinero del Pazo”, del Pazo de Santa Cruz de Mondoi, al que el gusto por la cocina le viene desde bien pequeño, sigue al pie del cañón, a pesar del cierre de la hostería. Su compromiso solidario de hacer callos para los que están dándolo todo por las personas que se vieron atacadas por el “enemigo invisible” del COVID-19, no le permite apenas descansar

-Ayer domingo has vuelto al CHUAC con tus famosos callos, ¿Cómo nace esa idea?
Empezó en el primer confinamiento, y ahora la nueva ola de contagios hemos vuelto durante este mes. Mucha gente me pedía, a través de las redes sociales, que siguiera con los callos, que tienen mucha fama, entonces decidí hacer un “perolo” más grande, y pensé, ya que hago tantos, habrá que llevárselos a los que se están partiendo la cara por nosotros, médicos, enfermeras, auxiliares, etc., todo el personal sanitario del CHUAC. Me puse en contacto con una buena amiga mía, la doctora María José Doce, para ver si era posible llevarlos a urgencias y así el domingo fuera un poco más “normal”, y la verdad que han tenido una aceptación extraordinaria. El personal sanitario que se parte la cara por nosotros, se lo merece.
La Xunta decretó el cierre de la hostelería, ¿Cuándo crees que volverá a abrirse?
Pues mira, mi opinión es que creo que nos teníamos que haber confinado todos el 15 de octubre y estar hasta que estuviera todo mejor.

-¿Por qué el 15 de octubre?
Pues porque ya se veía lo que podía pasar, los contagios iban en aumento, la culpa no la tuvo solo el Gobierno,  no somos conscientes del peligro que conllevan las reuniones familiares, la playa llena de gente, fiestas clandestinas, botellones, etc..
La desescalada tendría que haber sido un poco más regulada, pero como somos españoles, y nos gusta socializar y darnos besos, abrazos y tomarnos las cañas, que no somos nórdicos, pues ya se veía venir.

Vista del Pazo

-¿Qué te parece que se esté “demonizando” a la hostelería y “castigue” con el cierre?

Tengo claro que no es la solución, los jóvenes, por ejemplo, siguen reuniéndose, cogen pisos y están allí, aparte con este toque de queda que no puedes moverte por la noche, tienes que quedarte hasta la mañana, imagínate los fiestones que se harán y claro, esos chavales luego van con sus familias y vienen los contagios, es lo que pasa.
De hecho, se está viendo que ha cerrado la hostelería y la situación no ha mejorado, siguen igual, aparte la gente al tener la hostelería cerrada no se queda, solo hay que ir a la Plaza de Lugo un sábado por la mañana. Hace unos días pasé por esa zona, me dejó alucinado, está llena de gente, incluso mayor, que lleva seis días con la misma mascarilla, por lo cual, ya no sirve para nada. Pasa lo mismo en el Centro Comercial Marineda cualquier fin de semana, además son locales cerrados, por lo que es peor.
Aunque la gente no lo crea, la hostelería sería una buena solución, porque estaría controlada y no se andaría por los pisos bebiendo sin medidas, sobretodo, la gente joven

-¿Salvará la Navidad las pérdidas acumuladas este mes de cierre?
Abrirá, seguro, pero me da también que el 15 de enero, ojalá me equivoque, va a estar calentita la cosa y nos volverán a cerrar. En las fiestas habrá descontrol y eso producirá contagios.
Por mucha caja que puedas hacer, lo que se ha perdido no es recuperable, sobre todo, porque habrá apenas cenas de empresas y muchas personas no volverán a los locales de hostelería hasta que esté todo normalizado.

David Lousa Reventós y Antonio Amenedo, Gerente y Cocinero del Pazo de Santa Cruz de Mondoi.

-2020 fue un año malo para todos en general, pero en el sector de bodas incluso peor. ¿Qué se espera para el 2021?
Pues mira si ha sido malo este año, que yo he dejado de facturar entre 650.000 y 700.000 euros. El 2021 dependerá de la vacuna, yo soy positivo, si se vacunan 200.000 mayores entre Marzo y Abril la cosa mejoraría muchísimo y eso haría que se pueda trabajar más o menos bien.
Gracias a Dios yo soy un afortunado, y la mayoría de las bodas del 2020 las han aplazado para el año que viene, por lo que si conseguimos hacerlas, recuperaremos algo de todo el “movidón” que hemos tenido este año.

Exterior del Pazo de Santa Cruz de Mondoi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.