Claves del éxito de los coches usados frente a aquellos completamente nuevos

En escasas semanas dispondremos de las cifras de ventas relacionadas con los vehículos en todo el territorio español. Sin embargo, las de 2019 son más que suficientes para dar continuidad a una tendencia que ya lleva bastante tiempo en pleno auge. 

Nos referimos a la adquisición de coches de ocasión y del mercado de la segunda mano. ¿Sabías que se vendieron casi el doble de estos últimos? En efecto, elevándose la cifra a más de dos millones de unidades, las cuales fueron adquiridas tanto a particulares como a concesionarios especializados, tales como Wallscar

En concreto, aquellos automóviles que mayor auge están experimentando son los que tienen una antigüedad de aproximadamente cuatro años. Así es, hablamos de vehículos que en líneas generales acostumbran a provenir de contratos de renting. 

Pero no solo los más nuevos llevan tiempo registrando una subida, sino también incluso los que ya atesoran una considerable cifra de años a sus espaldas. Una clara muestra de ello son los de una antigüedad de tres lustros o más, los cuales se vendieron en casi setecientas mil ocasiones en toda España. 

¿A qué se debe que los usuarios se decanten por la segunda mano y la ocasión en el sector de los coches? Varios factores de gran importancia entran en juego y, si bien es cierto que no todos los consumidores piensan igual, en nuestro país son mayoría. 

Precio 

Si ya de por sí 2019 fue un año muy prolífero para las ventas de coches de segunda mano, 2020 está siendo si cabe mejor en este sentido. En el primer trimestre ya estalló la actual crisis sanitaria que pasó factura a millones de familias. Por mala suerte, los automóviles de algunas de ellas dejaron de funcionar con normalidad, así que se vieron obligadas a adelantar un cambio que ya se pedía a gritos desde hacía tiempo. 

Elegir un coche nuevo es una opción, sí, pero exige un gran desembolso monetario que no muchos clientes pueden asumir en la actualidad, viviéndose ahora mismo unos tiempos bastante difíciles en términos económicos. Todo cambia si uno se decanta por el mercado de ocasión. 

Hablamos de unos precios muy inferiores incluso en caso de que el coche tenga bastantes pocos kilómetros. Por ejemplo, los de gerencia pueden presentar cifras irrisorias de 15.000 en total o menos, lo cual es visto con buenos ojos por los usuarios. 

Comparándolas con unidades nuevas, el coste es bastante reducido. Además, en caso de optar por un concesionario como el citado en anteriores líneas, existe la posibilidad de realizar la transacción con financiación, hecha a medida para cada cliente y suponiendo un menor esfuerzo monetario. 

Ello es de agradecer enormemente en una época como la actual. Muchos españoles no disponen de liquidez inmediata y, aun así, necesitan obtener un coche con el que circular de manera segura y confortable

Fiabilidad y garantía 

Ya de por sí el hecho de adquirir un modelo en un concesionario especializado en vehículos de ocasión supone una gran fiabilidad. Y es que todos y cada uno de los coches son revisados por expertos en la materia. Hablamos de mecánicos que se vuelcan en cuerpo y alma en analizar a fondo tanto la estética como la parte más técnica de cada automóvil con el que tratan. 

Si ya de por sí ello aporta una gran tranquilidad a los clientes, hay que añadir una garantía que, si bien es cierto que varía dependiendo del concesionario por el que se opte, suele ser de un año. 

De esta manera el cliente sabe que compra una unidad fiable, lo cual queda confirmado con las opiniones positivas de otros usuarios que adquirieron el mismo modelo hace tiempo. Con los nuevos, en ocasiones, es difícil dar con reseñas más allá de las de tipo profesional. 

Sin embargo, las unidades de ocasión cuentan con muchos análisis de internautas que, con un uso medio y típico, evalúan las características de forma completamente imparcial. 

Catálogo para todos los gustos 

A poco de poner fin al año 2020 las marcas cuentan con bastantes modelos. El catálogo es bastante amplio, sí, pero se queda corto al compararlo con el de ocasión. Hablamos de decenas de miles de unidades disponibles en cada Comunidad Autónoma, tanto muy recientes como antiguas

Ello da pie a que toda clase de consumidores puedan encontrar un coche de segunda mano que satisfaga al cien por cien no solo sus gustos, sino también las necesidades que tengan: estilo deportivo para un conductor joven, monovolúmenes que ya casi no se fabrican para familias con tres o más hijos, etcétera. 

Teniendo en cuenta todos los factores sacados a colación no es de extrañar que los coches usados estén vendiendo tan bien. El nivel de satisfacción es muy elevado, especialmente por parte de los usuarios que acuden a un concesionario que suele tratar con unidades de ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.