Datos actualizados del coronavirus en España: 38.833 fallecidos y más de 1,3 millones de contagiados

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad conocida como COVID-19, deja ya 1.328.832 casos en España y 38.833 muertos, según el último balance del Ministerio de Sanidad y tras un reajuste en los datos por parte de la institución

La cifra de recuperados hasta el 18 de mayo es de 150.376 personas, pero el número de casos activos no puede facilitarse, dado que el organismo aún no ha actualizado esta información. Además, los informes diarios ofrecen el número de decesos en los últimos siete días.

Las subidas detectadas con el informe del 4 de noviembre, especialmente en el número de fallecidos, se deben a un cambio metodológico por parte de Sanidad, como ya hizo en otras ocasiones -dejó fuera a casi 2.000 fallecidos en el mes de mayo y volvió a subirlas un mes después tras dejar el total de decesos congelados-. Así, según viene recogido en su último informe, en el cómputo global de positivos se han incluido los contagios, hospitalizaciones, ingresos y decesos con pruebas diagnósticas positivas de infección activa (PDIA) que, según en cada momento de la pandemia, respondieran a la definición de casa vigente en cada período de la misma.

Además, el organismo también ha precisado que los datos anteriores que brindaba hasta la última actualización «de información notificada de forma agregada, menos precisa, con riesgo de duplicados y falta de variables de interés». Por ello, tras el último balance, se han incorporado al análisis 5.105 casos y 1.326 fallecidos diagnosticados antes del 11 de mayo. También se han eliminado 15.056 hospitalizaciones y 2.185 ingresos en UCI que no cumplían los criterios o que correspondían a casos duplicados.

Riesgo extremo en más de media España

El Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha un sistema de indicadores que establece cuatro niveles de alerta a partir de una serie de indicadores clave, entre los que se incluyen la incidencia acumulada de casos a siete y 14 días, la positividad de las pruebas diagnósticas y la ocupación hospitalaria en planta y UCI. A partir de estas variables, se define si una comunidad autónoma se encuentra en una situación de riesgo extremo, alto, medio o bajo, o bien si se encuentra bajo condiciones de la llamada «nueva normalidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.