DESDE LOS CANTONES. Cáritas ha disparado el volumen de sus atenciones a los necesitados. Otrosidigo. El “botijo” de Abalos. Por Celso Ferreiro

En días tan entrañables y familiares como los que rodean a las celebraciones navideñas, la caridad y el testimonio se ponen de manifiesto en la capacidad de entrega al servicio del necesitado. A Cáritas de La Coruña, una de las organizaciones más relevantes de beneficencia de nuestra ciudad, hospitalaria, generosa y especialmente caritativa, sus cuentas alcanzan cifras considerables en relación al año anterior y así sucesivamente. Su esfuerzo económico es formidable y la entrega de su personal a la hora de ejercer esta labor social, queda reflejada, tanto por su valores humanos cuanto por las circunstancias dramáticas del Covid-19, a la hora de cuidar los más pobres de los pobres. El semestre del 2019, las unidades recogidas fueron 65.490, por un importe de 56.800,75 euros, las familias usuarias 324. En el semestre del año en curso, las unidades recogidas ascendieron a 243.298, las familias atendidas 551, y el desembolso económico 237.320,62 euros. Las obras sociales de Cáritas se realizan con el respaldo de la Iglesia, sin distinguir de razas ni de credos, a la hora de atender al desvalido. Con una actitud vital en su dimensión asistencial, el equipo de Cáritas de nuestra ciudad está a la altura de las mayores exigencias. Su directora, Pilar Farjas es una personalidad cercana, sensible y de prestigio, acreditado en sus altas responsabilidades en la Administración del Estado. Su buen criterio y sólidas convicciones, amén de su preparación científica, rigen su tarea; siempre ofrece ideas estimulantes, bien codificadas en la tradición escolástica. Entregada a Cáritas, la señora Farjas vive esa etapa en la que los seres humanos ya han sido lo que quisieron ser.

OTROSIDIGO

El acuerdo Gobierno-Bildu ha sido un aldabonazo para el común de los ciudadanos. Tanto que los socialistas dicen sí o no, depende del día, como los niños que han cometido una travesura. La palabra oficial está poco acreditada. El ministro Abalos ha vuelto a fungir como un fuñique en esta demasía informativa: ha quedado como un mozo de espadas sin botijo.

ANÉCDOTA

El sucesor de Fraga en el Ministerio de Información y Turismo visitó entonces Santillana del Mar, donde fue cordialmente recibido en el Ayuntamiento. En su alocución los estimuló a potenciar “vuestras costas y vuestras playas”; “para ello contareis con nuestra ayuda” Sr. Ministro, aquí no hay playa, “musitó” en voz baja el alcalde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.