El buen uso de las mascarillas

Las mascarillas se han convertido, debido a la pandemia que estamos viviendo, en un complemento inseparable en nuestro día a día

Antes de empezar con cualquier consejo, y a pesar de llevar ya bastantes meses utilizándolas, es importante que nos concienciemos de que utilizar mal las mascarillas aumenta el riesgo de contagio de COVID-19 , pues la superficie externa de la mascarilla se considera un vehículo de transmisión, nos podemos auto contagiar. También genera una falsa sensación de seguridad en quien la usa, por lo que se olvidan medidas de prevención que siguen siendo fundamentales, como son mantener la distancia de seguridad de dos metros y el lavado frecuente de manos.

Antes de ponernos la mascarilla nos lavaremos bien las manos -un mínimo de 40 segundos- con agua y jabón. Una vez que esté bien colocada debemos tener en cuenta que no debemos tocarnos la cara bajo ningún concepto.

¿Y si tenemos que moverla o quitarla? La sujetaremos por las gomitas. En el caso de que vayamos a beber o a comer, la retiraremos de una oreja mientras la mantenemos colgada por un único lado.

¿Como guardar nuestra mascarilla? En el caso de que queramos guardar nuestra mascarilla, la introduciremos en un sobre o bolsa de papel, aunque también se está utilizando mucho un sobre de tela o la funda de las gafas.

También debemos saber que para desechar nuestra mascarilla no podremos tirarla en cualquier lugar, lo mejor esperar a llegar a casa, introducirla en algo plástico bien cerrado y echarlo en la basura que, recordemos, mejor que sea de pedal para no utilizar las manos.

Tipos de mascarillas

Existen diferentes tipos de mascarillas, y cada vez son más los modelos a elegir, incluso se pueden comprar mascarillas personalizadas al por mayor, pero siempre anteponiendo la seguridad ante cualquier otra cosa.

Mascarillas higiénicas

Estas mascarillas nos protegen desde dentro hacia afuera. Por lo tanto, si se acerca alguien que no lleva mascarilla y tiene Covid-19, la persona que sí lleva la mascarilla puede ser contagiada. Son, pues, mascarillas solidarias. Si todo el mundo las lleva, se evita la propagación del virus. Las hay reutilizables (UNE 0065-2020) y no reutilizables (UNE 0064-2020).

Quirúrgicas

Estas mascarillas fueron diseñadas en un principio para que, durante una operación quirúrgica, el médico no contaminara al enfermo y se protegiera de salpicaduras o sangre. Por tanto, son una protección de dentro hacia afuera (como las higiénicas), pero de fuera hacia adentro solo ofrecen una protección parcial, no total. Lo aconsejable es que no se utilicen más de 4 horas, no son reutilizables.

Epis o mascarillas autfiltrantes (FFP2 y FFP3)

Estas son las más recomendadas para personal sanitario o personal que vaya a entrar en contacto estrecho con la respiración del paciente. Actúan de barrera de protección en ambos sentidos. Si en dicha mascarilla vemos una “R” son reutilizables., si pone “NR”, no lo son.

Reutilizables

Para estas mascarillas pueden emplearse diversos tipos de tejidos: poliéster/algodón, algodón 100% o poliamida. Es importante que nos fijemos que cuenten con el certificado de cumplimiento de la norma UNE 0065, deben tener una eficacia de protección bacteriana superior al 90% y una respirabilidad inferior a 60 Pa/cm2. Estas mascarillas se pueden lavar con detergente normal y agua a temperatura entre 60º y 90º (ciclo normal de lavadora).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.