El poeta Vicente Araguas, “Premio Internacional de Literatura Gustavo Adolfo Bécquer”  

Por Roberto L. Moskowich

Mi más cordial enhorabuena al profesor y escritor gallego Vicente Araguas, por haberle sido concedido el prestigioso “Premio Internacional de Literatura Gustavo Adolfo Bécquer”, galardón creado en el año 2008 por el PEN Club Español y el Grupo Editorial Sial Pigmalión, para premiar a autores de todo el mundo que hayan destacado como poetas, narradores o ensayistas.

Un jurado prestigioso propone cada año a autores sobresalientes en diferentes géneros literarios y otorga este galardón, convocado para reivindicar la figura del prestigioso poeta, narrador y periodista sevillano, Gustavo Adolfo Bécquer, máximo representante del posromanticismo literario en lengua española, uno de los poetas con mayor influencia en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico, de quien se conmemora en este 2020 el 184º aniversario de su nacimiento.

El Premio Internacional “Gustavo Adolfo Bécquer” ha sido otorgado, entre otros, a los creadores: Ridha Mami, José María Triper, Corrado Calabrò, Carlos Vásquez-Zawadzki, Sol de Diego, José María Paz Gago y Pati Blanco.

El jurado del Premio Internacional de Literatura “Gustavo Adolfo Bécquer” de este año estuvo formado por Ana Isabel Ballesteros Dorado (España), Justo Bolekia Boleká (Guinea Ecuatorial), María Antonia García de León (España), Francisco Gutiérrez Carbajo (España), Ridha Mami (Túnez), Fabio Martínez (Colombia), José María Paz Gago (España), Pilar Pedraza (Bolivia), Pura Salceda (España) y Basilio Rodríguez Cañada, y concedió por unanimidad este galardón al profesor, crítico literario, traductor, escritor y poeta gallego Vicente Araguas, por su libro “Basilio de Brito ha vuelto a Lisboa” y el conjunto de su obra. La obra premiada será presentada en la Feria del Libro de Bogotá y en la Feria del Libro de Madrid.

En relación con mi artículo sobre el 50 Aniversario de la absorción del Banco de La Coruña por el Banco de Bilbao, ocurrida el 17 de noviembre de 1970, mi Corresponsal Informativo en Ourense, Amador Rego, me ha remitido este correo:

“Es curioso que cuando se cumplen los 50 años de la absorción del Banco de La Coruña, Banco Castellano, Banco Asturiano, y Banco de Irún, el BBVA pase a absorber por fusión al Banco de Sabadell-Gallego.

“En la foto que me mandas puedo reconocer a Vilariño, López Prado y Valiño. Vilariño es el que me ha metido en el banco.  Coincidió mi padre con él, y con su mujer de enfermera en Castellón, durante la guerra, e hicieron buena amistad. Él era de 1910, y mi padre de 1909. Estaban en Sanidad e Intendencia.

“Yo soy de la promoción de 1961. Cuando en abril nos examinamos en la Escuela de Comercio, eran 25 plazas para 425 aspirantes. Luego aprobamos 70, 45 sin plaza, y yo había sacado el número 39. En julio me destinaron a Barco de Valdeorras, y cuando llegué a Coruña estaba allí Don Andrés, y me propuso esperar a que hubiese plaza en Orense. Acepté, y me incorporé en abril del siguiente año.

“Cité el trabajo de la Remesa, pues era un duro y complicado trabajo, unido a la falta de medios. Un abrazo”.

Hace unos días, unos vándalos descerebrados destrozaron el Cruceiro que Galicia regaló a Madrid, noticia que tuvo gran repercusión en los medios informativos nacionales, y la gran geóloga coruñesa Cristina Torre Cervigón, residente en la capital de España, me remitió la segunda fotografía que ilustra esta información, con este breve pero expresivo comentario: “Mirar lo que han hecho con el Cruceiro de la Plaza de Jacinto Benavente. Sin palabras 😢”.

A sus 94 lúcidos años, Antonio Abeijón Fábregas, que mantiene intacta su vena literaria, escribió lo siguiente: “Son la nueve de la mañana. Y con la puntualidad de un reloj, suena el teléfono que, al impulso de mi Gitana, me dice que son las nueve horas del día. Ella me anima a que permanezca descansando un poco más, a sabiendas de, como yo digo, “no hay que perder de vivir”.

“Me acerco a la ventana y observo el panorama. Calle desierta, suelo mojado, y cielo nublado con la falsa impresión de que la Ciudad, aquella Coruña, que sonaba a cascabeles e inspiradora de bellas y óptimas canciones no acaba de desperezarse. A las mentes me viene el estribillo aquel… “este no es mi Juan que me lo han cambiao…”.

“Habrá que ser paciente y asegurarse de que la espera tiene dos opciones. Una corta y otra larga. La corta, consistente en esperar a que las nubes dejen paso al Astro Rey, con lo cual mejoramos nuestra anímica. Y la otra, la del “largo me lo fiais” cuando de forma oficial nos digan: “desmantelado de oficio, y reducido a sus Laboratorios el Covid 19, la Pandemia, ha terminado”.

“Y en estas estaremos, cuando con fuerza y entusiasmo volvamos a entonar aquello: “Coruña, el Mar te acaricia…”.

La destacada astróloga Manoli Devesa, exitosa diseñadora de moda que vive en La Zapateira-Culleredo (La Coruña), muy cerca del Aeropuerto de La Coruña, me remitió este guasapo de madraza y abuelita nostálgica: “Buenos días. Una vez más veo cómo se va el vuelo Coruña-Barcelona y yo no voy en él, por culpa de este maldito virus. Sólo me vale para mantener viva la ilusión de que todo vuelva a ser como antes, y pueda hacer ese recorrido con la misma frecuencia que antes, para ver a mis tesoros”.

Finalizo por hoy. Prometo seguir publicando más crónicas de este “Estado de Alarma-Toque de queda”. ¡¡¡Mientras el cuerpo aguante!!!. (Fotos: Lajos Spiegel)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.