El PSOE anima al Gobierno a “continuar sus esfuerzos” para para evitar el cierre de la planta de Aluminio de San Cibrao

César Mogo, promotor de esta iniciativa, subraya que la multinacional estadounidense ha demostrado “una clamorosa insensibilidad” con los trabajadores y sus familias y “una manifiesta indiferencia” hacia una comarca que le ha reportado, durante 22 años, “un enorme capital humano”, y “ las mejores condiciones para desarrollar su actividad productiva”

El Grupo Socialista defenderá en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del próximo miércoles, día 23, una moción por la que insta al Gobierno a continuar con sus esfuerzos dirigidos a evitar el cierre de la planta de Aluminio de San Cibrao (Lugo) por parte de la empresa Alcoa.

En la exposición de motivos de la moción, su promotor, el senador por Lugo, César Mogo, repasa las singularidades desde que el pasado 28 de mayo, la dirección en España de la empresa Alcoa anunció su decisión de cerrar la planta de Aluminio de San Cibrao (Lugo), “lo que suprondría  un despido colectivo que alcanzaría a más de 500 trabajadores, el 84,36% de su plantilla, además de a un elevado número de empleos indirectos”. Asimismo, añade que la empresa alegó para ello motivos relacionados con la caída del precio del aluminio en el mercado internacional, su sobreproducción y el elevado coste energético.

El senador del PSOE subraya que “la inflexibilidad mostrada por la empresa Alcoa en la negociación y su recalcitrante negativa a mover, durante más de un mes, cualquiera de sus posiciones iniciales, así como su oposición a los intentos de mediación”, llevó al Gobierno de España, con la colaboración de la Xunta de Galicia, realizó un ofrecimiento para negociar directamente con la citada empresa y, así, la factoría fuese adquirida por la SEPI para posteriormente transferirla a Liberty”.

Asimismo, recuerda que la negativa de Alcoa a esta propuesta, “inédita en nuestro país”, y su anuncio de ruptura unilateral de las conversaciones “pusieron a las claras que su voluntad real es proceder al cierre de la planta y al despido de más de 500 trabajadores”, decisión confirmada por la empresa, el pasado 9 de octubre, cuando comunicó la aplicación del despido colectivo a 524 trabajadores.

“Clamorosa insensibilidad” de la multinacional estadounidense

El senador por Lugo también considera que la multinacional estadounidense ha demostrado “una clamorosa insensibilidad” con la situación en la que quedarán los trabajadores y sus familias de hacerse efectivo el cierre, además de “una manifiesta indiferencia hacia una comarca que le ha reportado durante 22 años, un enorme capital humano, así como las mejores condiciones para desarrollar su actividad productiva”. “Además, añade, ha demostrado su desprecio hacia el esfuerzo desplegado en estos años por las administraciones que le ha reportado ayudas de cientos de millones de euros en recursos públicos”.

Asimismo, hace hincapié en que la multinacional estadounidense “pudo haber mantenido la producción y no lo ha hecho”, o “vender a un grupo solvente, y lo ha impedido”. “Está claro que su objetivo es dejar en el desempleo a los trabajadores llevando a la comarca a una grave situación”.

Antes de concluir su exposición, César Mogo advierte de que este comportamiento empresarial “es ajeno a las buenas prácticas, sin atisbo de responsabilidad social y merecedor del reproche de la ciudadanía y de sus instituciones”. “Un comportamiento que ha tenido además el rechazo unánime de los ayuntamientos de A Mariña y su ciudadanía, que se han manifestado multitudinariamente en favor de las reivindicaciones de los trabajadores y del mantenimiento de la producción”, asevera.

Medidas contempladas en la moción

Por todo ello, los socialistas defenderán esta iniciativa en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, en la que instan al Gobierno a la adopción de las siguientes medidas: “en primer lugar, a mantener su respaldo a los trabajadores y sus representantes que se han movilizado legítimamente, reclamando el mantenimiento de la producción y de los puestos de trabajo, para tratar de conseguir una salida que mantenga la producción de la planta en A Mariña; en segundo lugar, a que exija  a la dirección de la empresa Alcoa que, de inmediato, retire el despido colectivo que ha puesto en marcha y reinicie las negociaciones que puedan conducir a la venta de esta factoría estratégica de manera que mantenga su actividad; en tercer lugar, a que lleve  a cabo, en coordinación con la Xunta de Galicia, los esfuerzos que sean necesarios, manteniendo su actual colaboración, para retomar las negociaciones y evitar el cierre de la planta; y, por último, llevar a cabo un estudio pormenorizado sobre el destino y  la gestión de las ayudas públicas recibidas por Alcoa desde 2011, así como dejar en suspenso las ayudas correspondientes al 2020 entendiendo que deberían ser incompatibles con el anuncio de la empresa de cerrar la planta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.