Injerto capilar: ¿qué se puede esperar de esta cirugía?

Al igual que la buena salud y la juventud, la mayoría de nosotros no le damos demasiada importancia a nuestro cabello hasta que se acaba. Para muchas personas, un injerto capilar puede ayudar a recuperar hasta una cabellera completa o al menos de apariencia más abundante.

Si adelgazar o quedarse calvo realmente le molesta, el injerto capilar puede ser una forma de sentirse más seguro de su apariencia. Sin embargo, le recomendamos que primero hable con su médico sobre lo que puede esperar durante y después de la cirugía capilar.

¿Qué es un injerto capilar?

Es un tipo de cirugía capilar que mueve el cabello que existente para llenar un área con pelo fino o sin cabello. Se llevan realizando estos procedimientos desde la década de los cincuenta, pero las técnicas han cambiado mucho en los últimos años.

Por lo general, el procedimiento se realiza en el consultorio del médico. Primero, el cirujano limpia su cuero cabelludo e inyecta un medicamento para adormecer la parte posterior de su cabeza. El médico elegirá uno de dos métodos: cirugía de tira de unidades foliculares (FUSS) o extracción de unidades foliculares (FUE).

Dependiendo del tamaño del injerto que se esté recibiendo, el proceso tomará alrededor de 4 a 8 horas. Es posible que necesite otro procedimiento más adelante si continúa perdiendo cabello o se quiere un cabello más grueso y abundante.

Expectativas y recuperación

Después de la cirugía capilar, su cuero cabelludo puede estar muy sensible. Es posible que deba tomar analgésicos durante varios días. Su cirujano le pedirá que use vendajes sobre el cuero cabelludo durante al menos uno o dos días. También pueden recetarle un antibiótico o un medicamento antiinflamatorio para que lo ingiera durante varios días. La mayoría de las personas pueden hacer vida normal de 2 a 5 días después de la operación.

Dentro de 2 a 3 semanas después de la cirugía de injerto capilar, el cabello trasplantado se caerá, pero debería comenzar a notar un nuevo crecimiento en unos pocos meses. La mayoría de las personas verán el 60% del crecimiento de pelo nuevo después de 6 a 9 meses.

Riesgos del tratamiento

Al igual que con cualquier tipo de cirugía, los injertos capilares tienen algunos riesgos, como hemorragia e infección. También existe la posibilidad de cicatrices y crecimiento de cabello nuevo de apariencia poco natural.

Aproximadamente cuando comienzan a crecer nuevos mechones, algunas personas tienen inflamación o una infección de los folículos pilosos, llamada foliculitis. Los antibióticos y las compresas pueden aliviar el problema.

También es posible perder repentinamente parte del cabello original en el área donde obtuviste los nuevos mechones, lo que se denomina pérdida por choque. Hay que destacar que la gran mayoría de las veces, estos efectos secundarios no son permanentes.

Hable con su médico acerca de estos riesgos y cuánta mejora es probable que obtenga con la cirugía de injerto capilar. Ellos pueden ayudarlo a decidir si es una buena opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.