La inversión tecnológica, una necesidad para afrontar el futuro

A lo largo de las últimas tres décadas, la tecnología se ha posicionado como uno de los grandes pilares de nuestra sociedad, convirtiéndose en uno de los principales retos del futuro inmediato. Eso sí, estas innovaciones también son una necesidad para nuestros sistemas políticos, económicos y sociales, ya que ofrecen una serie de ventajas que eran impensables hace unos años.

Por lo tanto, todos los países del planeta se han volcado a favor de la innovación tecnológica, con Internet a la cabeza de todo este proceso. De esta manera, España no es una excepción, aunque nuestro país todavía tiene mucho trabajo por delante si quiere igualarse a otras potencias europeas en inversión o exportación de este tipo de productos.

Sin embargo, merece la pena señalar que se están dando pasos en la buena dirección, gracias a una serie de estrategias coordinadas entre la administración pública y el sector privado. Así, se complementan las políticas públicas con las inversiones externas, aumentando considerablemente la capacidad de impulsar proyectos que ofrezcan buenos resultados dentro del sector tecnológico.

De hecho, España se posiciona actualmente como el sexto país europeo en inversión tecnológica, algo que se debe especialmente a su decidida apuesta por redes de telecomunicaciones como el 5G. En este contexto, esta nueva generación de telefonía móvil se extiende con rapidez por toda nuestra geografía, ayudando a reducir la brecha digital y trabajando a favor de la democratización del acceso a Internet. Gracias a ello, cualquiera de nuestros ciudadanos puede conectarse a la red desde cualquier lugar, todo ello con unas garantías básicas de velocidad y latencia que superan a las de muchos otros países del planeta.

Tampoco podemos pasar por alto que la innovación tecnológica española no deja de crecer, como demuestra el último sistema pionero en el mundo para controlar dispositivos móviles con la mirada. Estamos ante la primera eyetracking multiplataforma que ha conseguido crear el ser humano, lo que le permite ser compatible con cualquier sistema operativo y utilizarse tanto smartphones como en tabletas.

La industria del ocio y el entretenimiento uno de los sectores punteros a nivel tecnológico, gracias a su capacidad para aprovechar las innovaciones tecnológicas

También debemos destacar que hay una serie de industrias que han conseguido sacar mayor provecho de la tecnología y sus últimas innovaciones, debido a una estrategia que se remonta varios años y se centra en aumentar paulatinamente la presencia en Internet. El ejemplo más notable de todo este proceso se puede observar en el sector del ocio y el entretenimiento, que ha mantenido un crecimiento constante en el ámbito digital y ha generado nuevos modelos de negocio que han transformado por completo la manera en la que disfrutamos de nuestro tiempo libre.

De este modo, se demuestra que Internet y las nuevas tecnologías son herramientas que pueden ofrecer una gran cantidad de ventajas competitivas, algo que han aprendido sectores como las plataformas de streaming, el comercio electrónico o el eGaming. De hecho, estas compañías han sido capaces de desplazar a otros rivales tradicionales que normalmente acaparaban el sector, pero que han sido incapaces de adaptarse a las demandas de unos usuarios cada vez más exigentes e interconectados.

Por un lado, compañías como Netflix o HBO ofrecen una variedad de títulos que no están al alcance de ninguna sala de cine, lo que les ha permitido multiplicar su número de clientes en unos pocos años. Además, gracias a una producción propia de películas y series de televisión ofrecen una experiencia de 360º para los usuarios, algo que es muy difícil de conseguir fuera del ámbito digital.

Esto también sucede en el sector del eGaming, donde disfrutar de una gran variedad de tragamonedas gratis está a la orden del día. Así, el usuario tiene todas las facilidades posibles para acceder a una larga lista de títulos, con la comodidad añadida de poder entretenerse desde cualquier lugar a través de su teléfono móvil. Por consiguiente, no es de extrañar que el juego online se esté convirtiendo en uno de los grandes fenómenos del siglo XXI.

Finalmente, el comercio electrónico es otro de los casos más sorprendentes, asentándose como un fenómeno mundial que no deja de expandirse hacia todos los rincones del planeta. Empresas como Amazon o eBay ejemplifican a la perfección estas nuevas tendencias de consumo, algo que se debe a una serie de iniciativas como la prueba gratuita del servicio o la elaboración de listas personalizadas que se basan en gustos personales.

Por lo tanto, no hay ninguna duda de que la inversión tecnológica es una de las grandes necesidades para afrontar los retos del futuro, algo que afecta de forma transversal a todos los sectores de la sociedad. Eso sí, aquellos países o industrias que han ido avanzando en la buena dirección tienen mucho terreno ganado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.