La ministra de Defensa elude los deberes del ministerio con las asociaciones profesionales

Los hombres y mujeres militares contemplan de forma atónita como guardias civiles y policías nacionales reciben en sus nóminas el tercer tramo de su “equiparación” salarial con otras policías –el proceso ha supuesto un aumento de 600€ mensuales para un guardia civil, por ejemplo- , mientras que en las Fuerzas Armadas no se tiene ni conocimiento de lo propuesto por el ministerio para estos presupuestos en materia retributiva.

Las asociaciones profesionales pidieron en julio un pleno para tratar la situación salarial de cara a los presupuestos y desde entonces no ha habido respuesta desde el ministerio, a pesar de la obligación que existe por parte de este de convocarlo, al haber sido solicitado por la mayoría de las asociaciones.

A este incumplimiento cabe añadir que hace más de un año la misma ministra se comprometió a trasladar a las asociaciones un estudio sobre retribuciones (la propia ministra había afeado a la anterior por no haber realizado dicho estudio), del que no se tiene conocimiento alguno de la misma forma que no se conoce lo planteado por el ministerio al Ministerio de Hacienda.

Las propuestas sobre retribuciones que las asociaciones elevan al ministerio son rechazadas sistemáticamente alegando que está pendiente la realización de un pleno extraordinario sobre retribuciones (el solicitado por las asociaciones, pero que no termina de ser convocado). Ante esta situación de menosprecio al diálogo con las asociaciones, en esta materia, estas han presentado a los grupos de la comisión de Defensa del Congreso varias propuestas de enmiendas a los presupuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.