La UE lanza un proyecto para aportar herramientas innovadoras de información sanitaria digital a pacientes y fortalecer la atención sanitaria centrada en personas

Este proyecto, financiado por la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), está compuesto por 40 socios líderes de la sociedad civil, del mundo académico y de la industria de 15 países

La Unión Europea ha lanzado un nuevo un proyecto europeo sobre innovación en salud digital que persigue mejorar el acceso y la comprensión de la información relacionada con la salud, para conseguir así un uso seguro de los medicamentos, la minimización del riesgo y una mejor calidad de vida. Gravitate-Health es un consorcio público-privado compuesto por 40 socios líderes de la sociedad civil, del mundo académico y de la industria de 15 países, que han unido fuerzas para desarrollar nuevas herramientas de información sanitaria centradas en el paciente que ofrecerán a la ciudadanía acceso a información fiable y relevante sobre medicamentos. En ese sentido, el proyecto se asienta sobre la premisa de que “el compromiso de los pacientes con su propia salud está basado en información procesable, comprensible, relevante, fiable y basada en evidencia, que satisfaga sus necesidades específicas, contexto de salud y nivel de alfabetización”.

Esta asociación estratégica financiada por la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (INE), está liderada por la Universidad de Oslo (coordinador de los socios públicos) y Pfizer (líder por parte de la industria). La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que ya trabaja junto con otros agentes implicados (titulares de autorización de comercialización, organizaciones de desarrollo de estándares, autoridades sanitarias, institutos de investigación, organizaciones de pacientes, etc.) desarrollando esta tarea, formará parte de esta alianza.

El uso seguro de los medicamentos y la adherencia al tratamiento suponen un reto para la salud pública, donde la capacidad de comprensión y la confianza desempeñan un papel importante para acceder a información. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que alrededor de 200.000 muertes prematuras anuales en Europa están asociadas a la mala adherencia a los medicamentos, que pueden costar hasta 125 billones de euros al año en hospitalización evitable, atención de emergencia y visitas ambulatorias por parte de adultos1.

Los estudios empíricos sobre los flujos de información en la atención sanitaria muestran falta de interoperabilidad y cadenas de actividad rotas que complican el intercambio de información. La información sobre medicamentos puede ser fragmentada, no disponible o no utilizada, derivando en riesgos de los cuales el usuario puede no ser consciente, por ejemplo, el riesgo de errores en el uso que pueden conducir a eventos adversos, discapacidad, e incluso muerte.

La información sobre medicamentos está sujeta a estrictos procedimientos de regulación y validación científica, desempeña un papel fundamental en la asistencia a los profesionales sanitarios a la hora de prescribir y dispensar medicamentos, e informa a los pacientes y consumidores sobre su uso seguro. Actualmente, los pacientes reciben principalmente esta información en forma de un prospecto en papel suministrado con su medicamento. Esto presenta una serie de retos prácticos para el acceso y la comprensión: el contenido de los prospectos puede ser difícil de comprender o incluso relevante para las necesidades de muchos pacientes, se presenta en tamaños de fuente pequeños y puede no reflejar la información más actualizada debido a los largos plazos de producción para el material de acondicionamiento del producto. Es probable que estos problemas se agraven por el envejecimiento, la multimorbilidad y las enfermedades crónicas, donde los pacientes necesitan consultar prospectos de diferentes medicamentos.

Mediante el desarrollo de herramientas electrónicas para la mejora del acceso de los pacientes y los profesionales sanitarios a la información sobre medicamentos, Gravitate-Health alinea sus objetivos con las recomendaciones pertinentes de la Comisión Europea (COM (2017) 135 final) y el plan de acción posterior de la Agencia Europea de Medicamentos para mejorar la información sobre los productos para la UE (EMA/680018/2017).

El proyecto pretende demostrar que dicha mejora se traduce en mayores niveles de adherencia al tratamiento, un uso más seguro de los medicamentos (farmacovigilancia) y mejores resultados de salud y calidad de vida, así como desarrollar nuevas y más profundas perspectivas sobre cómo se puede optimizar el uso de la información sanitaria disponible para actuar como medidas eficaces de minimización del riesgo. La voz del paciente y el tacto humano están en el núcleo de Gravitate-Health. La amplia participación de los pacientes y las partes interesadas respalda el trabajo planificado e impulsará el desarrollo tecnológico a lo largo de la vida del proyecto.

Con el apoyo de una subvención de IMI JU2, el proyecto ha recibido financiación de la Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores (IMI JU2), en virtud del acuerdo de subvención Nº 945334. Esta acción colaborativa recibe el apoyo del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea y de la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA). El presupuesto total es de 18,5 millones de euros, con una duración de 60 meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.