Petición de José Manuel Romarís Cercós, en nombre de PLADEMAR Muros-Noia, sobre la contaminación por metales pesados del estuario de Noia-Muros

El peticionario denuncia que en el estuario de Noia-Muros, en la costa atlántica de Galicia, se está produciendo una contaminación por metales pesados que se espera que no llegue a la zona de recolección de marisco, que es el medio de subsistencia de más de 1 500 familias.

Señala que, durante el pasado siglo, el estuario se ha visto sometido a la contaminación por metales pesados procedentes del drenaje ácido de las minas de estaño y tungsteno de San Finx, ubicadas a solo 7 kilómetros aguas arriba. Indica que la correlación entre el drenaje ácido de las minas y la contaminación por metales pesados de los sedimentos del estuario se ha evidenciado en varios artículos científicos y los resultados del mismo equipo, con respecto a otros metales pesados, se presentan en el documental San Finx 1960.

El peticionario denuncia que se produce una descarga permanente de cadmio que excede 93 veces la concentración máxima permitida en promedio anual y 311 veces los valores de aguas superficiales permitidos, y que las concentraciones de cobre y zinc también están muy por encima de la concentración máxima permitida. Asimismo, señala una serie de incumplimientos en el proyecto de desarrollo de la mina de 2009 que afectan todos ellos a Directivas de la UE. El peticionario informa de que la población local y las familias recolectoras de mariscos se han movilizado desde 2016 para detener esta amenaza permanente a la vida, la salud y los medios de subsistencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.