Que mal informan algunos sobre Osakidetza. Por Iñaki Anasagasti

Un vasco, muy cabreado ante el nivel de irresponsabilidad informativa que soportamos, y que trabaja en la Comisión Europea en Bruselas me escribe lo siguiente:

“Yo cuando oigo las chorradas que se dicen en Euskadi sobre Osakidetza me pongo enfermo. Y cada vez somos más los irritados ante tanta desvergüenza y manipulación. 

Si vieran esto, qué dirían, 

Aquí, la verdad es que el tema es de chiste si lo comparamos con nuestra capacidad de rastreo. Para que te hagas una idea su récord de test en un día fue 56.000 para doce millones de habitantes y tres días en ese nivel les atascó los laboratorios de todo el país. Ahora andan en unos 30.000 y les hacen solo a los sintomáticos. Tienen una tasa de positividad del 20% y su número de casos por 100.000 supera los 850. Imagínate que cifras les saldrían si hacen los test que hacemos nosotros por habitante.

Como me j… escuchar todos los días en ETB, en nuestra radio, las simplezas que escucho, y no por los periodistas responsables sino por los de la huelga permanente. No sé si se dan cuenta de que comparar magnitudes heterogéneas en matemáticas, y estas comparaciones hay que hacerlas en ese lenguaje,  es una verdadera estupidez. 

El otro día me remangué, me di una vuelta por el open data de datos covid europeos y les mande a los de informativos un mail titulado «periodismo de datos» en el que daba cuenta sobre el número de test por habitante de cada país europeo (solo nos supera Luxemburgo hoy) y ponderaba la impregnación con el número de test practicados y la tasa de positividad… Me costó encontrar los datos y ponerlos en orden unos quince minutos. O sea, un trabajo «ímprobo», inasumible para la cuadrilla de funcionarios  sindicales que hay en el ente público, que están muy ocupados esperando a recibir las notas de ELA STV. Por cierto una indignidad que el secretario General de ELA dijera que Petronor no paga impuesto de sociedades. Mintió como acostumbra.

Las  conclusiones tras poner los datos blanco sobre negro eran claras: 

  • En Euskadi, estamos jodidos, pero sabemos que lo estamos y tenemos bastante bien medida la dimensión de la mierda que tenemos. Y eso es gracias a que nos hemos currado a fondo el seguimiento de casos, las analíticas y el circuito en atención primaria.
  • Esa realidad no se cuenta ni se quiere reconocer aunque es más que evidente. El acceso a ese big data es público. Me sorprende muchísimo que la prensa no haya dedicado el mínimo esfuerzo a hacer un reportaje de elaboración propia con este tipo de datos. Quizá sea porque el 90% de los periodistas ven un polinomio simple y se marean y si les hablas de funciones analíticas se atragantan, aunque estén viendo todos los días las curvas de contagios, etc.
  • Con este nivel de rastreo y análisis está claro dónde está la madre del cordero en nuestro país: en la irresponsabilidad del personal. La gente cree que se hace un PCR y listo y no percibe más que como una letanía lejana lo que pasa en los hospitales. Y encima le conviene pensar que algo estar haciendo mal el gobierno. Así pueden seguir haciendo el melocotón tan tranquilos.
  • El mainstream hoy (los medios tienen también su modelo de negocio aunque sean públicos) es decir que todo está de pena, que lo hacemos todo mal y obviar lo evidente, que no hay medidas que valgan si la gente sigue haciendo el bobo. Un día le oí a un hostelero por la radio decir que ellos ya tomaban medidas pero que la gente se portaba de pena. Gran filón en los medios públicos para seguir, pero…claro. Dónde quedan así las cómodas coberturas de ruedas de prensa de bildutarras, podemitas, sindicalistas de toda jaez y compañía que hacen juego tan estupendamente con el mainstream…

 En fin…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.