Sada se enfrenta al menos a tres reclamaciones por la obra del parque infantil del Paseo

El Alcalde desestima las reclamaciones, y culpa a la empresa instaladora

Los daños físicos sufridos por menores durante los primeros meses de la obra del parque infantil del Paseo marítimo, han llevado a sus padres a presentar las correspondientes reclamaciones patrimoniales contra el Ayuntamiento de Sada.

Las tres reclamaciones son independientes y se refieren a daños relacionados con juegos distintos, todos ellos con elementos de rotación.

El carrusel fue retirado en noviembre de 2019 tras el accidente más grave, en agosto, sufrido por una niña de tres años.

El Alcalde desestima las reclamaciones, y culpa a la empresa suministradora de un defecto de fabricación, a pesar de que los poco técnicos informes municipales versan sobre la situación del pavimento.

“Del examen del expediente, observamos que el único certificado de seguridad con que contaba el parque lo había aportado el propio suministrador con fecha 6 de mayo de 2019, y que a pesar de ello la obra había sido recepcionada directamente por el alcalde con anterioridad, el 30 de abril”, aseguran desde el PP de Sada.

El interventor señaló en su informe que constaba acta de recepción del suministro, pero nada indicó de la instalación. El contrato de 244.451,00 € se tramitó como “suministro e instalación”, pero el alcalde no nombró a un responsable técnico de la instalación y de la obra.

El contratista, que había aportado el presupuesto más alto de los cinco ofertantes, fue el adjudicatario al otorgársele la máxima puntuación, 40 puntos de 40 posibles, por la “alta calidad de sus juegos, así como por la seguridad de sus mecanismos”. Ahora parece que no es así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.