La ONU condena el aumento de la violencia en la República Centroafricana y pide detenerla de inmediato

Los grupos armados han aumentado las amenazas y los ataques contra los trabajadores humanitarios que continúan efectuando sus tareas de apoyo a la población de la República Centroafricana. Sólo en la última semana se han registrado más de 17 incidentes contra el personal humanitario y sus bienes

La coordinadora de asuntos humanitarios de las Naciones Unidas en la República Centroafricana expresó este jueves su preocupación por la escalada de las tensiones y el recrudecimiento de la violencia que se ha observado en varias partes del país antes de las próximas elecciones generales previstas para el próximo domingo, 27 de diciembre.

Denise Brown explicó que la inseguridad y el temor a los ataques en la nación africana han provocado el pánico entre la población y el consiguiente abandono del hogar por parte de 55.000 personas, una situación que solo hace aumentar su vulnerabilidad.

Los grupos armados han aumentado las amenazas y los ataques contra los trabajadores humanitarios que continúan efectuando sus tareas de apoyo a la población de la República Centroafricana. Sólo en la última semana se han registrado más de 17 incidentes contra el personal humanitario y sus bienes.

A estos sucesos hay que añadirle el secuestro de una ambulancia y el de otro vehículo destinado a tareas sanitarias. Además, resultó herido un miembro del personal sanitario. Esta inestabilidad ha impedido que cientos de miles de personas del oeste y el centro del país reciban asistencia de carácter urgente, en particular en el ámbito de la salud.

Denise Brown condenó enérgicamente estos actos violentos que solo “sirven para aumentar el sufrimiento de la población de la República Centroafricana”. La coordinadora llamó a los elementos armados a detener de inmediato “todos los ataques contra el personal humanitario” y que “cumplan con sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario y protejan a los civiles y a la infraestructura civil».

Pese a la gran de inseguridad reinante y las dificultades de acceso en diversas áreas del país, los organismos humanitarios siguen asistiendo a la población, movilizando equipos médicos de emergencia y transportando por vía aérea suministros sanitarios y nutricionales de emergencia.

«Los agentes humanitarios siguen presentes en las comunidades junto a la población a pesar de la violencia, que debe cesar», afirmó Brown.

Foto: MINUSCA/Herve Serefio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.