Madrid pondrá la lupa esta Navidad en los locales y espacios que celebren fiestas ilegales

Las áreas de Seguridad y Emergencias y de Desarrollo Urbano intensificarán su colaboración para reforzar los controles de los establecimientos que incumplen

Ante la situación de pandemia que vivimos y el aumento de fiestas ilegales detectado, la Agencia de Actividades, que depende del Área de Desarrollo Urbano, el Ayuntamiento de Madrid va a incluir en la Campaña de Locales de Atención Preferente 2020, ya en marcha, y en la campaña de inspecciones de Navidad, que comienza este mes, a todos aquellos locales que celebren estas fiestas o que hayan sido objeto de un desalojo o cierre por incumplimientos sanitarios y de seguridad.

El pasado mes de octubre, por ejemplo, último con los datos cerrados, la Policía Municipal de Madrid realizó un total de 1.580 inspecciones a locales, imponiendo más de 400 sanciones por conceptos como horarios, aforos, condiciones de higiene y salubridad, entre otras, con arreglo a la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR) y al resto de normativa municipal.

En este sentido, por ejemplo, en uno de los puentes del pasado mes (en concreto en el de Todos los Santos) la Policía Municipal intervino en una treintena de locales de ocio abiertos pasada la hora del cierre. Las intervenciones más destacadas fueron en tres locales de ocio nocturno de Tetuán, abiertos más tarde de la hora permitida y con 40, 50 y 150 personas en su interior, respectivamente. En todos ellos se estaban consumiendo bebidas sin respetar las medidas de seguridad ni, en muchos casos, usar mascarillas, según ha recordado la portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz.

Además, ha remarcado que, desde finales del pasado mes de septiembre, la Policía Municipal está habilitada por la Comunidad de Madrid para ejercer de policía sanitaria, lo que significa que tiene potestad para clausurar un local si constata que ha incumplido de forma grave o reiterada las medidas sanitarias en vigor.

Con el objetivo de evitar que se ponga en riesgo la salud de los ciudadanos y de perseguir a quien lo haga, la Policía Municipal y la Agencia de Actividades intensificarán su colaboración a la hora de compartir los datos de esos establecimientos que se saltan la normativa. Así lo ha explicado el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, que ha indicado que “hay muchos empresarios del ocio cumpliendo las normas y trabajando muy duro para salir adelante y, por eso, hay que actuar contra quienes incumplen las normas celebrando fiestas ilegales que ponen en peligro la vida de los madrileños”.

Multas de hasta 600.000 euros

Si bien en el caso de incumplimiento de las medidas extraordinarias por temas sanitarios es competencia de los cuerpos de seguridad el desalojo y cierre del local, la Agencia de Actividades va a perseguir también, dentro de sus competencias, las fiestas ilegales e iniciará los expedientes disciplinarios y sancionadores correspondientes en aplicación de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR). Las infracciones muy graves se penalizarán con multas de entre 60.000 y 600.000 euros.

Así, la Agencia tiene competencia para actuar si se está celebrando una fiesta, espectáculo o actividad recreativa sin licencia o autorización en una nave, recinto, establecimiento o local; si aun disponiendo de licencia de funcionamiento se incumple el horario de apertura o cese de la actividad; si se incumple el aforo máximo autorizado en licencia o si se ejerce una actividad recreativa de manera continuada careciendo de licencia de funcionamiento o se ejerce una actividad distinta a la autorizada.

Además de las inspecciones habituales que realiza en los establecimientos de todos los distritos, a finales de julio la Policía Municipal puso en marcha un operativo especial para evitar los botellones, al que posteriormente se le sumó el control de fiestas ilegales en domicilios y locales de ocio desde la entrada en vigor de las distintas órdenes de las autoridades sanitarias. Para realizar estas funciones, en los últimos meses se ha doblado el número de agentes de Policía Municipal.

Fruto de ello se han realizado importantes actuaciones para desalojar fiestas ilegales como la notificada ayer, relativa al desalojo de una fiesta clandestina en un local de ocio del distrito de Arganzuela donde había una veintena de personas sin mascarilla, fumando con cachimbas, con posesión de drogas (varios gramos de marihuana y cristal) y bailando y cantando con la música a gran volumen. Los agentes levantaron varias actas por incumplimiento de la LEPAR y propusieron para sanción a los 20 clientes por incumplir las medidas de restricción sanitarias, además de denunciar a los que incautaron drogas por un delito contra la salud pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.