Maneras de encuadernar nuestros propios libros

En este artículo te ayudaremos a elegir el mejor modelo de acuerdo a tus necesidades. Aquí podrás encontrar toda la información útil sobre el tema de encuadernación de libros

La encuadernación de libros es el proceso de cosido, pegado y fijado de hojas o de pliegos de papel, y la fabricación de una tapa o cubierta para proteger una publicación (libro, tesis, revista, etc.) y mejorar su presencia y utilidad.

Para elegir la mejor encuadernadora para nuestro libro, tenemos que tener en cuenta la función de la utilidad y el objetivo de la publicación, ya que pueden ir desde cosas muy sencillas (un simple grapado o un gusanillo), hasta verdaderas obras de arte, que consiguen proporcionar al objeto un carácter exclusivo y único, convirtiéndolo en elemento de coleccionista.

Las encuadernaciones del libro pueden ser:

-Tapa dura: También llamado “cartoné”, este sistema de encuadernación puede que resulte ser el más caro, ya que se hace con cartón en la cubierta, y es el sistema más complejo. Así de este modo conseguimos que nuestro libro presente un acabado más resistente y nos dure más tiempo.

-Tapa blanda cosida: Esta encuadernación también se la conoce como “tapa rústica”, y consiste en que el libro, cosido o encolado, está forrado simplemente con una cubierta de papel o de cartón, generalmente fuerte aunque no necesariamente rígida, y encolada al lomo. Este sistema es bastante más económico que la tapa dura y se empezó a usar masivamente a principios del siglo XX, cuando los avances técnicos permitieron aumentar las tiradas de los libros, abaratando considerablemente los gastos de producción. En este periodo surgieron también las primeras ediciones de bolsillo, democratizando el acceso a los libros y la cultura.

-Tapa blanda encolada: Como las anteriores, tiene un segundo nombre, “rústica fresada”, y su formato es muy parecido al de la tapa blanda cosida, pero con una gran diferencia, y es que las hojas van cortadas y directamente a la tapa, en lugar de ir cosidas.

-Encuadernación grapada: A esta se le denomina a toda aquella que emplea la grapa como elemento de unión de las hojas en un trabajo. Este tipo de encuadernación lo solemos ver en revistas, libros o catálogos.

-Encuadernación en wire-o o espiral doble: Este método consiste en perforar una línea de agujeros en el lado del lomo y pasar una espiral de alambre o plástico por los orificios para que las hojas queden así de esta manera sujetas. Esta espiral a veces se reemplaza por un sistema industrial de doble espiral que resulta más económico y sencillo de colocar, se le conoce con el nombre de wire-o.

Los pasos para realizar cualquiera de las encuadernaciones que elijamos, varían en función de la que el cojamos, si es cosida o encolada, si es tapa blanda o tapa dura.

Con todo lo que hemos aprendido en este artículo, ahora solo queda escoger entre la comparativas de productos la más rentable y económica para poder acabar de encuadernar nuestro propio libro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.