230.000 nuevos casos y 3.000 muertes al día. Las cifras de la tragedia COVID-19 en EE.UU.

La incompetencia de la Administración de Trump en el manejo de la COVID-19 ha provocado duras críticas académicas después de que el número de muertes por la enfermedad superase este pasado martes los 400.000 en Estados Unidos

En el último siglo ningún presidente estadounidense ha sido testigo de una pérdida de vidas tan trágica durante su mandato, y dicho volumen se está acercando rápidamente a las 405.000 vidas estadounidenses perdidas durante la Segunda Guerra Mundial.

La pandemia es uno de los eventos más mortíferos en Estados Unidos. La epidemia de gripe de 1918 causó la muerte de 675.000 personas en EE.UU. y al menos de 50 millones en todo el mundo.

«Lo que es tan preocupante sobre esta pérdida de vidas es que se pudo prevenir», pero «no montamos una respuesta para librar una guerra contra este virus», dijo Steven Woolf, director emérito del Centro de Sociedad y Salud de la Universidad de la Mancomunidad de Virginia.

Thomas Whalen, profesor asociado de la Universidad de Boston y experto en el ámbito de la presidencia estadounidense, elaboró un ataque más mordaz contra el presidente, al afirmar que Donald Trump ha restado importancia a la gravedad pública del patógeno repetidamente.

«Sabía que era una amenaza, pero realmente no tomó las medidas necesarias para responder de manera reflexiva e ingeniosa», dijo Whalen sobre Trump.

Las crecientes infecciones en el país norteamericano aún no muestran signos de disminución, con un promedio de más de 230.000 nuevos casos confirmados y 3.000 muertes por día en enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.