Casas de turismo rural que sorprenden por su cuidado interiorismo

El turismo rural en España ya es más que una moda, sumando cada año miles de nuevos adeptos decididos a disfrutar de la experiencia inigualable que ofrecen los alojamientos rurales situados en plena naturaleza. Presentamos cinco escapadas a las casas de turismo rural más especiales en las que decoración e interiorismo sorprenden al visitante

No cabe ninguna duda de que el turismo rural se está convirtiendo en los últimos años, en una de las opciones favoritas para hacer una escapada o pasar las vacaciones para los españoles. Los datos oficiales de cada comunidad autónoma en materia de turismo y niveles de alojamiento corroboran esta tendencia, que además se ve apoyada en el importante número de turistas extranjeros que escogen la Península Ibérica como destino de disfrute del turismo rural en toda su esencia.

Atractivos como el entorno en el que está situada la casa o el hotel, la tranquilidad o el relax que ofrece un ambiente natural son los alicientes que más suelen llamar la atención. Pero hoy en día hay que sumar además el factor del interiorismo y el estilo de decoración de la casa de turismo rural, siendo este aspecto muy demandado por el huésped, que busca un interior en el que el cuidado y el mimo en cada detalle sorprenda a primera vista de manera agradable.

Para ello hemos seleccionado cinco casas de turismo rural en las que la decoración y el interiorismo brillan especialmente.

Galicia, el rural más auténtico

Si hay una región en España en la que la naturaleza y el rural se expresan en su estado más auténtico, esa es Galicia. Bosques, ríos, rías, playas, montañas, pueblos con encanto, gastronomía excelente… y sí, casas de turismo rural en rincones especiales en donde la tradición y lo vanguardista se funden a las mil maravillas.

El ejemplo perfecto de este mestizaje de estilos con gusto es Cas do Mestre. Esta casa rural situada en A Lama, Pontevedra, es una antigua escuela de 200 años de antigüedad restaurada con todo detalle pero manteniendo su esencia rústica.

Paredes de piedra, suelos, techos y mobiliario de madera noble que en muchos casos conserva las piezas originales. Todo con una decoración en la que los elementos antiguos y típicos del rural gallego tales como aperos de labranza, utensilios cotidianos o adornos con mucha historia casan en armonía con elementos más elegantes y actuales. Un ambiente puramente rústico en el que no faltan las comodidades.

Las Cabaniñas do Bosque situadas a las faldas de la coruñesa Serra de Outes, son la opción más atrevida y diferente. Un complejo de varias casitas o cabañas construidas en árboles a distintas alturas, son la manera ideal de desconectar y fundirse con la naturaleza, nunca mejor dicho.

Y es que las Cabaniñas do Bosque ofrecen una experiencia totalmente distinta, gracias sobre todo un interior en el que la luz natural es la protagonista. Ventanales, cristaleras y puertas correderas acristaladas con acceso a terraza, regalan al huésped unas vistas incomparables del bosque. No faltan las comodidades y los lujos como jacuzzi, calefacción, nevera, cocina o la televisión en unos espacios hechos completamente de madera, siempre con la tranquilidad y la naturaleza como telón de fondo.

La singularidad del País Vasco

Mar y montaña se dan la mano en el País Vasco creando paisajes sorprendentes y singulares en una orografía tan particular. El turismo rural ha sabido aprovecharse de estas bondades, siendo una de  las regiones en las que esta opción de vacaciones tuvo más crecimiento durante el último año.

La casa rural Haitzalde en Mutriku, Guipúzcoa, está situada en un paraje natural que corona un acantilado de verdes laderas con vistas a la inmensidad del Mar Cantábrico.

Un marco de ensueño en una casa de dos plantas de estilo moderno, en la que cada nivel brinda diferentes percepciones. Las habitaciones de la planta baja son amplias, luminosas y tienen acceso directo a los jardines de césped uniendo de este modo interior y exterior a través de sus cristaleras. La planta alta por su parte convierte al mar en el verdadero centro de atención y atractivo principal, ya que la vista desde sus habitaciones y más en particular desde la cama, es sencillamente espectacular.

Sin salir de Euskadi pero cambiando de provincia y de entorno la casa rural Okana sita en el vizcaíno municipio de Ea, muy próxima al estuario de Urdaibai, forma un complejo rural de cuatro casas en plena campiña vasca y relativamente cerca de la costa.

La casa Okana tiene dos niveles y destaca por su decoración e interiorismo minimalista, con colores claros y espacios abiertos dando así una gran amplitud. Las habitaciones y su mobiliario son de estilo nórdico con amplias camas. Hecha principalmente de madera pero con detalles también en piedra como la chimenea, posee un comedor con una pared que es un ventanal enorme con vistas al jardín exterior, uno de sus mayores atractivos.

Magia, encanto y lujo en Ibiza

Pese a que el turismo en Ibiza es más conocido por la playa, la fiesta y el ocio, existen rincones con un encanto especial que son un remanso de paz en esta mágica isla.

El hotel rural de lujo Can Lluc es un complejo con hotel y varias villas en pleno corazón ibicenco, rodeado completamente por bosques tupidos de pinos típicos del clima mediterráneo.

Este resort rural ofrece el máximo lujo y confort en un ambiente interior muy variado, ya que cada villa o estancia tienen múltiples motivos decorativos. Mantiene esa esencia con su decoración típica ibicenca, en la que predomina el color blanco, los techos con viga de madera así como las puertas de doble hoja o ventanas y, como no, la presencia de la piedra tan característica en el rural de Ibiza. Habitaciones diseñadas con amplitud, en las que la luz natural resalta los detalles y acabados más cuidados del mobiliario. Un ambiente en donde además no falta absolutamente ningún tipo de lujo o comodidad.

Cinco recomendaciones diferentes para una escapada rural a destinos que, más allá de su indudable belleza en entornos de naturaleza exuberante, destacan por el cuidado de su interiorismo. Un aspecto que logra potenciar la agradable experiencia que supone, ya de por sí, alojarse en un hotel o casa de turismo rural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.