Descubrir los encantos de viajar a Egipto en 2021

Uno de los países del mundo que mayor cantidad de turistas recibe cada año. Un destino que jamás pasa de moda repleto de historia, misterios y lugares mágicos que acoge con los brazos abiertos al viajero. Para este 2021 los turistas de nacionalidad española que deseen viajar a Egipto deberán solicitar un visado, que se puede tramitar muy fácilmente

El país de los faraones vuelve a estar de actualidad debido a los diferentes y destacados hallazgos arqueológicos sucedidos durante el año 2020. Si ya de por sí Egipto es uno de los destinos turísticos más atrayentes, está previsto que debido a estos descubrimientos tan importantes las visitas de viajeros se incrementen más todavía durante el nuevo año. Unos viajeros para los que en el caso de ser de nacionalidad española, será obligatorio en 2021 disponer de un visado Egipto para poder entrar en el país ya sea como turista, por motivos de negocios o de trabajo. El visado es un documento o permiso que otorga país de destino a través de su servicio de inmigración, permitiendo acceder sin problemas a todos los visitantes. Hay distintos tipos de visado según el motivo del viaje y aunque el más común es el visado de turista para vacaciones, también hay visado para viajes de negocios, visado para trabajar o el visado de emigración para quienes se van a vivir a Egipto.

¿Cuáles son los requisitos del visado para Egipto?

Todo aquel viajero o turista con nacionalidad española que decida viajar a Egipto durante 2021 y 2022, tiene que solicitar un permiso para acceder al país. Este proceso que hace años se podía convertir en un eterno papeleo de burocracia y días de espera, se puede tramitar actualmente online de manera muy rápida y sencilla.

Tan solo es necesario cumplir los Requisitos del visado para Egipto que básicamente son contar con un pasaporte vigente, facilitar el plan de viaje (vuelos y alojamientos) en caso de ser requerido, presentar una carta de invitación si se visita a familiares o amigos que están residiendo allí y por último, si el viaje se hace con familiares o un grupo de personas, es posible realizar una solicitud de grupo y tramitar así los visados de manera conjunta.

Además de los requisitos también se deben de cumplir ciertas obligaciones una vez se tenga el documento en posesión. Estas se refieren al tiempo de vigencia y estancia del permiso, que puede ser de entrada única o múltiple. El visado de entrada única o “single entry” tiene una validez de 90 días y permite un único viaje con estancia máxima de 30 días ininterrumpidos en suelo egipcio, mientras que el de entrada múltiple o “multiple enty” ofrece la posibilidad de viajar ilimitadas veces con la misma validez y periodos de estancia, pudiendo disfrutar de la experiencia que ofrece un país tan bello como enigmático.

Los 4 destinos más emblemáticos de Egipto

Egipto sorprende al visitante con una mezcla de vestigios de la cultura y la antigua civilización egipcia de los faraones. Unos emplazamientos únicos como trasfondo en donde la historia, el misterio y los paisajes se entrelazan entre sí conjugando una experiencia inigualable para el turista. La cantidad de monumentos colosales y rincones mágicos de turismo en Egipto que merecen la pena ser visitados es abrumadora, pero para el viajero novel lo más recomendable es disfrutar de los cinco lugares más emblemáticos de la tierra de los faraones.

Necrópolis de Giza

La meseta de Giza es sin lugar a dudas uno de los destinos más visitados de todo Egipto, recibiendo cada año a millones de personas venidas de todos los rincones del planeta para admirar su inigualable belleza.

Esta meseta desértica adyacente al gran Cairo está dominada por las tres imponentes pirámides de Keops, Kefrén y Micerino, maravillas del mundo antiguo que conforman junto con la Gran Esfinge la famosa Necrópolis de Giza, la imagen más icónica de todo Egipto y uno de sus mayores tesoros nacionales. En la necrópolis se encuentran también numerosos templos, así como tumbas de enorme importancia que suman un conjunto de indudable importancia histórica y por supuesto arqueológica, no exenta de misterios y teorías de todo tipo.

El Cairo

Visitar la meseta de Giza es también una oportunidad ideal y la excusa perfecta para conocer la ciudad de El Cairo, situada a tan solo 20 kms. de la Gran Pirámide. La capital es una megalópolis cosmopolita bañada por el majestuoso río Nilo y con un área metropolitana que suma más de 15 millones de habitantes, en donde los edificios históricos y de carácter clásico colonial británico se funden con las construcciones más vanguardistas y modernas.

Perderse entre sus bazares, monumentos, museos y bulliciosas calles al mismo tiempo que se degusta la deliciosa gastronomía local, es el mejor modo de empaparse de la atmósfera cairota.

Valle de los Reyes

En las cercanías de Lúxor y en lo que antiguamente sería Tebas se encuentra otro de los iconos de la cultura faraónica, el Valle de los Reyes. Este emplazamiento es posiblemente la necrópolis más importante y una visita obligada para los turistas, ya que alberga la mayor parte de las tumbas de los faraones de la Nueva Dinastía.

Desde su redescubrimiento en 1800 por las tropas francesas comandadas por Napoleón, no han cesado de aparecer vestigios y nuevas construcciones funerarias entre las que destacan las tumbas de Amenhotep I, Ahmose I, Thutmose I o Ramsés VIII y como no, la de la famosa reina Hatshepsut.

Templos de Abu Simbel

Situados en la región de Nubia y construidos en honor del faraón Ramsés II y su esposa Nefertari, este complejo compuesto por dos majestuosos templos excavados en la roca causa una enorme impresión a primera vista por sus proporciones gigantescas.

El Gran Templo dedicado a Ramsés II está escoltado en su entrada por cuatro grandes estatuas sentadas, que representan al faraón y miden alrededor de 20 metros de altura, mientras que en su interior las figuras, columnas y cámaras laterales componen el que seguramente es el templo mejor conservado. El Templo de Nefertari por su parte tiene en su entrada cuatro estatuas de Ramsés y dos de su esposa también de una altura asombrosa. Lo más destacado de su interior son los relieves notablemente conservados, que muestran escenas de sacrificios y ofrendas del matrimonio a la diosa Hathor, que además tiene una estatua en la última sala del templo.

Egipto tiene muchos más lugares que son de visita obligatoria como Lúxor, Alejandría, Asuán, Dendera, Abidos, el Monte Sinaí o los oasis de Siwa y Fayún entre otros destinos. Es por ello que la mayoría de los turistas que disfrutan de sus primeras vacaciones en el país, deciden repetir en más ocasiones la experiencia según datos oficiales de las agencias de turismo.

Contar con un visado múltiple es una manera perfecta de poder descubrir más a fondo Egipto, planeando con tiempo y sin prisas los diferentes viajes para poder conocer así la mayor cantidad posible de sitios interesantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.