DESDE LOS CANTONES: Hace seis meses que el Ayuntamiento coruñés retiene el permiso municipal para la construcción del nuevo hospital del CHUAC. Por Celso Ferreiro

La falta de permiso municipal, solicitado por la Xunta para la construcción del nuevo edificio del CHUAC, continúa sin expedirse por el Ayuntamiento de La Coruña, permiso que ha sido formulado hace más de seis meses. ¿Qué tendrán los socialistas con el capítulo hospitalario? Desconocieron el Gran Hospital de Campaña construido en tiempo record en Madrid, ejemplo valorado a nivel mundial. ¿Por qué no asistió ningún miembro del Gobierno, al acto inaugural del Hospital Isabel Zendal? ¿Por qué el presidente del Gobierno, en plena pandemia no ha visitado un centro hospitalario? Lo referido en La Coruña, es una evidencia del campaneo de nuestra Alcaldesa, embargada en la controversia sistemática. La Coruña, Galicia, en términos generales sigue asfixiada por el gobierno central empecinado en gobernar las costumbres, incapaz de contener el gasto público, habernos colocado entre los líderes del desempleo y de los fallecidos por el COVID-19, amén de ser el único gobierno de la UE, en la aliteración con los comunistas, donde los argumentos son reemplazados por la ideología, cuando no, por el agravio o el chascarrillo. Ahí tenemos al titular de Fomento, Sr. Ábalos, que con tono sochantre, en su vodevil de peroratas, niega la esencia socialista, que pretende esconder, desde el poder, el verdadero sentido de sus parrafadas. Nunca, los gallegos fuimos sensibles a la propaganda política, ni a la moda dermoestética, por saber distinguir el intelecto de la masa corporal. Amigos de la desnudez del sustantivo, no es de recibo la adjetivación de “histórica” o “democrático” al menudeo de algunos protocolos, que se dicen “cuestiones de Estado” guardados en cierta celosía, “en defensa de la democracia”, como aquel ministro que prefería como leyenda en  lugar de “Todo por la Patria”, “Todo por la democracia”. El Conde de Foxá decía: “Morir por la democracia es como hacerlo por el sistema métrico decimal”.

OTROSIDIGO

La figura del asesor municipal es utilizada por los partidos políticos para acomodar, en buena medida, a los conmilitones del gobierno de turno, que en ocasiones, no habian entrado en la lista o la encuesta electoral. Su ascendencia sobre determinados “próceres” es tal que parecen arlequines o guiñoles, en un mundo surrealista.

ANÉCDOTA

En el navajeo político, surge a veces la confusión entre el género gramatical y el género humano. González Ruano consideraba el navajeo político un pecado venial, como la faca en la media de la mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.