El cambio de modelo de calefacción

La última subida de la factura eléctrica en España ha provocado una gran polémica entre la población que, ante la indignación y según los últimos datos, están optando por otros modelos de calefacción mucho más económicos para el hogar

Este año 2021 comenzó con España sumida en el invierno más frío y crudo de las últimas décadas, a esto hay que sumarle la subida de hasta un 75% en el precio de la luz justo en el peor momento. Un incremento en las tarifas eléctricas que si bien era esperado como todos los inviernos, nadie imaginaba que fuese de tal magnitud. Esto ha provocado que muchos hogares españoles se decidan a cambiar el tipo de calefacción instalada, buscando la opción más económica y que pueda suponer un ahorro considerable en la economía familiar.

En España la mayor parte de los sistemas de calefacción para las viviendas son mediante radiadores eléctricos, gas natural o calderas a combustible. Con el precio de la luz disparado, estas tres opciones se tornan prácticamente prohibitivas para muchas familias y es por eso que métodos de calefacción como las estufas a leña están ganando en popularidad. Son cada vez más las personas que buscan las mejores estufas de leña para instalar en el hogar, ahorrando de este modo una importante cantidad de dinero para sus bolsillos a fin de mes.

Estufa de leña, la opción más recomendable

Y también la opción más demandada en la actualidad. El cambio en el modelo de calefacción en favor de las estufas de leña, está experimentando un destacado aumento por las diferentes ventajas que ofrece respeto a los tipos de calefacción más comunes o habituales. En el centro y norte de España es muy típico que algunas casas estén equipadas con estufas de leña, uno de los métodos de calefacción más antiguos pero sin lugar a dudas más económico y que ahora se vuelve a convertir en tendencia.

Entre las numerosas ventajas que ofrece este modelo de calefacción, está obviamente el componente del ahorro ya que en ningún momento será necesario el uso de la electricidad para su funcionamiento. Además el combustible que se usa para alimentar estas estufas o chimeneas como es la leña, tiene un bajo coste y un gran rendimiento al poder mantener la casa a una temperatura agradable durante todo el día con poca cantidad de madera.

La fácil instalación de las estufas de leña en una casa es otro de los puntos a favor para que muchas personas se decanten por este método. Tan solo es necesario encontrar una ubicación adecuada para la estufa, así el calor se repartirá equitativamente por toda la habitación o estancia, y por supuesto tener una salida de humos homologada. En pocos días es posible tener una o varias estufas de leña instaladas y funcionando a pleno rendimiento, sin que esto suponga un desembolso abusivo como sí ocurre por ejemplo con la calefacción eléctrica. Hay distintos modelos y tipos de estufas de leña como los que se pueden comparar en https://mejores10.info/ con diversas especificaciones, capacidades o diseños.

Aunque pueda parecer lo contrario, las estufas de leña proporcionan una energía más limpia que la eléctrica. Está demostrado que un correcto uso de la leña puede llegar a contaminar hasta 10 veces menos que la energía eléctrica. A diferencia del carbón que se usa en las centrales eléctricas, el dióxido de carbono producido por la combustión de madera no tiene efectos sobre el calentamiento global, por lo tanto se trata de un modelo respetuoso con el medioambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.