Emotiva y entrañable celebración del Fin de Año, y del VII Aniversario de mi “Prórroga Vital

Roberto L. Moskowich

Al rematar el año, acostumbramos a repasar nuestras vidas durante el mismo, y fijamos pautas para el nuevo. Son fechas de reencuentro, y las celebraciones están al orden del día…. salvo en el recién finalizado 2020 que, a causa del maldito Coronavirus, se han visto drásticamente limitadas.

Pese a todas las dificultades (al igual que ya había hecho el 14 de julio, en la celebración de mi Cumpleaños), no me resigné a pasar por alto mi tradición anual, y guardando todas las limitaciones impuestas por la citada pandemia, el pasado día 30 invité a un grupo de amigos y familiares, para despedir el año 2020 y celebrar el VII Aniversario de mi “Prórroga Vital”, tras la delicada intervención quirúrgica que me practicó el Dr. Luis-Alfonso González Sáez, el 30 de diciembre del año 2013.

La entrañable y excelente comida tuvo lugar en el nuevo “Finisterrae” (Playa de Santa Cristina-La Coruña), merced al decidido apoyo de sus responsables: Ángel Caamaño y Alberto Taboada, que estuvieron muy bien secundados por la cocinera, Diana Fuentes, y los camareros Olga Gerashchenkova, Ibra Bojang, Mohá Cisse y Sheikh Laye Son, perfectamente coordinados por el citado Alberto Taboada.

Tras agradecer a los presentes su asistencia, tuve un recuerdo muy especial para los fallecidos a lo largo del año. También recordé a los ausentes, tal es el caso del decano de estos encuentros: José-Manuel Liaño Flores (99 años), y el Vicedecano, Dagoberto Moll (93 años); a los que estaban en proceso de recuperación de su salud: Julio de la Sierra y Julio López-Amado, a Cristóbal Atienza, confinado debido a que su hijo dio positivo por Covid-19 el día anterior; y a José-Ramón Riobóo, Alcalde de Culleredo, que decidió quedar en su municipio para dar un buen ejemplo a sus vecinos.

Después de dar la más cordial bienvenida a Antonio Abeijón Fábregas (a la derecha, en la segunda foto), que asistió por vez primera a una de mis fiestas cumpleañeras y que, con 94 años, se convirtió en el Primer Vicedecano de las mismas. Luego, alcé mi copa y brindamos por un 2021 que nos haga olvidar el nefasto 2020, al que Paco Vázquez tachó de proceloso, en una carta manuscrita que me envió días antes.

Esta es la relación de los asistentes, acto al que corresponde la primera fotografía (de izquierda a derecha y de delante a atrás): Lino López, Parodi, Carlos Brea, Moskowich, Dámaso Díaz, Arturo L. Petinal y Rafa Magán; Manuel Tato, Enrique Duarte, Enrique Sanz, Gonzalo Soto, Anderson Quintiliano, Antonio Llamas y Juan Vega; Ramón Mella, Antonio Abeijón, Félix Menéndez, Paco Canabal, Tuto Pérez Cepeda y Antonio Gómez Bellón; José Quintáns, Javier Pena, José-Luis Lago, Pedro García, Chema Paz Gago, Andrés Hermida, José-Manuel Seijas y Manolo Estévez.

Al rematar la muy animada comida sortee tres obras de arte, que les tocaron a: Lino López, José Manuel Seijas y Tuto Pérez Cepeda. Y como auténtico “broche de oro” de este “VII Aniversario Vital” el popular músico brasileño Anderson Quintiliano nos deleitó con un mini concierto de viola y violín, que resultó muy del agrado de mis mencionados invitados.

Como les comenté, Julio López-Amado Castrillón no pudo asistir al convite, debido a estar aún convaleciente de una operación de pulmón, exitosamente realizada en el “CHUAC”, y me ha remitido este mensaje: “Gracias, Roberto. Me ha dicho Paco Canabal que me has dedicado unas palabras. Siempre tan detallista!!”.

Por su parte, el Dr. José-Enrique Duarte, Vicepresidente del Club de Leones La Coruña-Marineda y Maestre de la Real Orden de Caballeros de María Pita, guasapeó: “Feliz año, Roberto! Gracias por la invitación, por el reportaje, pero sobre todo por contarme entre tus amigos. Un abrazo”.

También en relación con la reciente celebración de mi “VII Aniversario Vital”, el presidente de la ACD “Faro de Monte Alto, Antonio Gómez Bellón, me remitió este guasapo: “Muchas gracias amigo Roberto por tu invitación. Tú mereces MUCHAS FELICIDADES, de todas las personas que te queremos. Tu vecino, José-Luis Lago, me ha traído hasta mi zona. Le agradezco su amable atención”.

Quien no pudo asistir a mi referida fiesta ha sido el prestigioso abogado José-Manuel Dapena (Dape), que me remitió este mensaje previo: “Mi querido Roberto: Por motivos familiares no podré acompañarte en tu VII Aniversario Vital. Me duele en el corazón, porque será (creo) la primera invitación tuya que no pueda atender y porque siempre me encuentro muy a gusto en tus celebraciones, con personas de las que no dejo de aprender y con quienes paso, entre plato y plato, momentos de verdadera y jovial camaradería. Para todos los asistentes de este próximo día 30 y para ti particularmente, un afectuoso abrazo. Salud y mucha suerte para el 2021”.

Y también previamente, José-Manuel Liaño Flores me envió este correo: “Querido Moskowich: Yo había proyectado tu aniversario vital contando que sería el día 28 como hiciste otros años y creo anunciaste alguna vez en este, y me encuentro con que lo dispones para el día 30 que tenemos reunión familiar los cuatro hijos con sus cónyuges; y aún el día siguiente con los nietos, por lo que lamento infinito la imposibilidad de asistir a tu nuevo aniversario ese día 30. Estoy seguro de que pasarás un día muy solidario, ocurrente y feliz en compañía de tus invitados, como lo deseo de todo corazón. Un fuerte abrazo”. El error es obvio: siempre lo celebré el día 30.

Finalizo por hoy, pero les prometo que seguiré publicando más crónicas de este “Estado de Alarma-Toque de queda”, que estoy deseando que se acabe de una puñetera vez. ¡¡¡Mientras el cuerpo aguante!!!. (Fotos: Rafa Magán)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.