Entradas para pagar al «Servicio». Por Iñigo Landa Larrazabal

En su fuga-exilio voluntario o como se quiera llamar a la estancia del heredero de Franco en Abu Dhabi, resulta que los españoles ya no solo le pagan los funcionarios-guardaespaldas sino también a sus asistentes, vamos al mayordomo y resto del «Servicio».

Tal cual: Cuando usted pague la entrada para visitar en Burgos el Monasterio de Sta. María La Real de Las Huelgas, Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial, el Bosque de La Herrería, el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso de Segovia, el Palacio Real o el Real Convento de San Pascual en Aranjuez, o Monasterio de San Jerónimo de Yuste en Cáceres…. además de para su mantenimiento, con los 3,50 euros (media) de la entrada también están financiando de forma directa la estancia del fugado en Abu Dhabi.

Y es que Patrimonio Nacional paga los sueldos y viajes del personal desplazado a Emiratos Árabes Unidos para asistir al rey emérito. No perdamos de vista que Patrimonio Nacional es la institución pública a la que corresponde la gestión del patrimonio histórico-artístico del país. Ni la ley que lo regula ni el reglamento desarrollado posteriormente aluden expresamente a la asistencia a la Jefatura del Estado por parte de personal contratado a través de esa institución.

En resumen, el coste del personal que asiste al emérito en Emiratos Árabes desde que salió por patas de «Marca España» el pasado agosto acorralado por los escándalos de su fortuna opaca corre a cargo de Patrimonio Nacional. La Casa Real endosa a este organismo público adscrito al Ministerio de Presidencia que dirige Carmen Calvo (la que anda mintiendo sin ruborizarse contando la milonga de que Juan Carlos no vive con los recursos públicos) el pago de las nóminas del personal desplazado a Abu Dhabi, así como los viajes de esos empleados de confianza del emérito desde que se instaló en el golfo pérsico y que se van rotando aproximadamente cada mes. Juan Carlos también cuenta con tres criados (ayudantes de cámara). Se trata de personal de libre designación contratado por Patrimonio Nacional que ejerce labores de asistencia al Borbón fugado y que se organiza por turnos desde hace medio año. Además de esos tres salarios, Patrimonio Nacional asume también los gastos derivados de su estancia en Emiratos Árabes Unidos, tal y como consta en las facturas emitidas por la empresa Viajes El Corte Inglés.

Y es que, más allá de los 8,4 millones de euros que percibe la Casa Real de asignación directa a través de los Presupuestos Generales del Estado, su coste para el Erario es mucho mayor dado que ‘bebe’ de otras administraciones, como Hacienda, a quien pertenece el parque móvil; Exteriores, que paga los viajes oficiales; Interior, que se hace cargo de la seguridad; Defensa, de la Guardia Real; y el anteriormente mencionado Patrimonio Nacional, que sufraga parte del personal y del mantenimiento de los inmuebles de los que disponen los Borbones. En total, casi 562 millones de euros. He escrito bien: 561.654.350 euros.

Una de las decisiones que tomó Felipe ante los escándalos financieros, al trascender a la opinión pública la existencia de una fundación offshore de la que el actual jefe del Estado era beneficiario, fue quitar la asignación presupuestaria que recibía su padre. Es algo que nadie puede comprobar ya que la Jefatura del Estado lo es de una «Monarquía Parlamentaria» que no rinde cuentas al Parlamento. Se les paga la fiesta y a callar. Curioso.

Sin embargo, tanto el Gobierno como la Casa Real tratan de camuflar (sin éxito) todo lo relativo a la chapucera salida del heredero de Franco así como a su carísima estancia en Abu Dhabi.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.