Feijóo lidera, llama y explica quién manda, poniendo sentido, recomendando la suspensión de las competiciones de la RFGF

Twitter. @gonzalogsoto

Si hace unos días el Presidente de la RFGF decía en una entrevista, que no hacía falta más que ver que lo que decíamos, no se cumplía. Una vez más, se cumple lo que les adelantábamos en 21noticias y lo que diferentes fuentes de la Administración venían sugiriendo en las últimas semanas.

Louzán busca una salida airosa, presiona para recibir ayudas económicas de la Xunta, puede ser la “ruina” del ente federativo si no hay competición, por esa razón, está presionando con “amenazas” a los equipos para que se inscriban. Algunos presidentes olvidan las palabras de Louzán, cuando en el mes de julio dijo, «una vez comenzada la competición, sea un partido o cuarenta los jugados, no se devolverá el dinero de las fichas». Es esperpéntico lo que está sucediendo, hay que dejar la burocracia federativa al margen y pensar en la salud de los deportistas.

Hoy el miedo estremeció el cuerpo de todos los españoles. Boris Johnson decreta el confinamiento total en Inglaterra y cierra los colegios. En España, más de treinta mil contagios desde Nochevieja y subiendo. Se vuelve a las restricciones duras en muchos lugares de España y en la RFGF, la burocracia federativa sigue su curso para hacer caja, la salud de los deportistas se la «suda» a los craneotecos y sus comilitones.

Feijóo como presidente de la Xunta y responsable de la salud de los gallegos, dio el primer aviso. El segundo será el martes día 12, en una reunión en la Xunta, en la cual se tratará en primer lugar, la situación actual del fútbol, donde se tomará la decisión de suspender las competiciones. En el fútbol profesional, donde están entre algodones los profesionales y con PCRs, hay contagios, que no pasará en el futbol aficionado.

Se une un tercer elemento a esta “charanga deportiva”.  Muchos padres no van a permitir que sus hijos compitan, molestos porque los Clubes no les han consultado la decisión tomada de inscribirse en la competición, como también están molestos empresarios, que tienen trabajando a jugadores aficionados, o trabajadores autónomos que si se contagian no podrán trabajar. La «Revuelta Irmandiña» sigue avanzando para sitiar el castillo donde se «apalanca» el señor feudal.

La fuerte presión de equipos de manera organizada, junto a sus servicios jurídicos, sumada a la de Alcaldes de diferentes partidos políticos, llevó a la Xunta a encaminar una decisión ya clara en las últimas fechas y donde solo quedaba poner el día y la hora.

Hace una semana la situación epidemiológica dejaba jugar y ahora una semana después, es lo contrario. ¿Alguien se cree el circo montado por la Junta Directiva de la RFGF ? Rafael Louzán está perdiendo credibilidad entre sus Clubes “más leales”. La presidencia está atravesando su peor momento desde que Louzán es presidente, por no saber gestionar la salud de los jugadores, preocupándose solo de recaudar y recaudar.

Los que dijimos hace unos días que era imposible e inviable el inicio de las competiciones, ya queda claro. Quien dice la verdad, quien miente y quien tiene que estar calladito. En el PP están cansados de las boutades de Rafael Louzán, ya veremos si en el próximo proceso electoral a la presidencia de la RFGF, no presenta a una reconocida presidenta y empresaria de Pontevedra.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.