La campaña de Navidad no salva la incertidumbre de los autónomos

UATAE insta al Gobierno para la aplicación de nuevas ayudas directas. Las altas de la afiliación del régimen de autónomos, durante el mes de diciembre, logra un incremento significativo en términos intermensuales, alcanzando el mayor aumento de los dos últimos años

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados esta mañana, la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos aumentó en un +0’11%. Durante el mes de diciembre las altas en la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia han aumentado en nuestro país con respecto al mes anterior. El número de autónomos en diciembre se situó en 3.271.408, lo que supone un incremento en 3535 autónomos más que el mes anterior. En términos anuales el incremento es especialmente significativo, en los dos años anteriores hubo un descenso de 4 afiliaciones en diciembre de 2019, mientras que en 2018 sí que hubo un aumento en las afiliaciones de diciembre, pero muy lejos de la cifra actual (aumentaron en 526 autónomos en diciembre de 2018). Por lo que diciembre de 2020 se sitúa con una subida notable con respecto a los dos últimos años.

Atendiendo a las cifras interanuales el empleo por cuenta propia sigue manteniéndose como alternativa de empleo estable en el periodo actual marcado por la pandemia y la respectiva crisis sanitaria. El empleo asalariado descendió en 2020 en un 2,24%, que contrasta con los datos positivos de los autónomos. Para la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), pese a los datos que auguran una tendencia positiva, sigue siendo necesario aplicar un nuevo paquete de medidas que incorpore ayudas directas que permitan impulsar el crecimiento económico de los autónomos más perjudicados durante la pandemia. Trabajadores por cuenta propia que han visto, a su vez, como la campaña de navidad ha seguido agudizando la situación de su sector (comercio, hostelería e industria manufacturera) que siguen situándose en el foco de las actividades más perjudicadas por la crisis sanitaria.

Las cifras siguen proyectando una tendencia positiva como la del mes anterior. Pero, como indica María José Landaburu, Secretaria General de UATAE, “el aumento de las afiliaciones a la seguridad social no puede quedarse en un hecho anecdótico”, por ello añade que “desde UATAE seguimos trabajando para que no pasen más días sin que el Gobierno afronte este nuevo año con el impulso de un nuevo escudo social que fortalezca el tejido productivo de nuestro país”. Desde UATAE, remarcan, además, la necesidad de hacer frente a este nuevo plan atendiendo a los sectores más afectados. En esta ocasión, en términos mensuales la tendencia negativa de la hostelería, sigue la senda similar de la del mes de noviembre. Ubicando en este mes de diciembre a la hostelería como uno de los sectores más salpicado por la crisis sanitaria que sigue perdiendo afiliaciones y se sitúa con 813 autónomos menos que el mes anterior. “Los datos siguen siendo alarmantes, y pese a que en términos interanuales la caída de la afiliación de los autónomos no solo logra frenarse, sino que aumenta, las restricciones sanitarias que se han aplicado de forma distinta dependiendo del territorio español, han seguido castigando la actividad económica de los trabajadores y trabajadoras autónomas” apunta Landaburu, que, además insiste en que “el Ejecutivo debe afrontar este nuevo año político con una visión global de la situación, las últimas medidas aprobadas en el Consejo de Ministros no pueden limitarse a meras ayudas en el alquiler de los arrendatarios de grandes contenedores, si no se quiere agudizar la actual crisis económica es necesario afrontar las nuevas ayudas de forma inmediata para que en los próximos datos de afiliaciones a la Seguridad Social veamos una auténtica mejora en aquellos sectores que siguen viendo un descenso diario en su actividad económica”.

Desde UATAE destacan, además, que las nuevas ayudas directas que se impulsen no deben ir en detrimento de la regulación sanitaria, que debe situarse siempre como prioridad. Pero, las restricciones sanitarias a la hostelería, comercio y actividades vinculadas a la realización de eventos y cultura, deben acompañarse de planes sociales que favorezcan el pleno desarrollo de la actividad profesional diaria de los trabajadores y trabajadoras autónomas. Y más atendiendo a las cifras proporcionadas por la Seguridad Social en términos anuales, donde los sectores con mayores pérdidas son: comercio con un descenso de -10.180 autónomos; hostelería con -4.885 e industria manufacturera (-4.775). En contrapartida los que más aumentan son: transporte y almacenamiento (+8.013); construcción (+7.230), actividades profesionales (+3.701) y actividades sanitarias y de servicios sociales (+2.593). Para María José Landaburu “toca afrontar este 2021 con cierto alivio y esperanza, sobre todo, si atendemos a las cifras que arrojan el mes de diciembre y más teniendo en cuenta la tendencia positiva que venimos arrastrando con el mes de noviembre”, pero, “no podemos obviar que detrás de estos datos estadísticos se esconde el esfuerzo que está realizando a diario el colectivo de los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.