La deuda de empresas y hogares se multiplica en España

El 2020 fue un año de pruebas, retos y, por desgracia, perdidas de todo tipo. Fue un año atípico que trajo consigo cambios bruscos y radicales que afectaron y siguen afectando a todos los españoles

La economía ha sido uno de los sectores más perjudicados por la pandemia, el confinamiento y la crisis sanitaria. De acuerdo con el Banco de España, la deuda de empresas y hogares se ha multiplicado significativamente en el país, generando diversas aristas que influyen en la economía nacional.

La deuda consolidada de empresas y hogares ha aumentado

Han sido publicadas las Cuentas Financieras de la Economía Española y han generado una fuerte preocupación. La deuda consolidada de empresas y hogares creció sustancialmente en el tercer trimestre del 2020.

Repasando los datos oficiales, la deuda consolidada aumentó de 1,622 billones en el 2019 a 1,643 billones en el último trimestre del 2020. Esta alza, actualmente, representa el 143,2% del PIB.

En contraste con el PIB estimado en el tercer trimestre del 2019, el crecimiento fue de 11,9 puntos. Dicho incremento se debe a la creciente necesidad de las compañías por buscar ayudas en forma de financiación para empresas que permita superar las pérdidas ocasionadas durante el confinamiento y la pandemia.

De hecho, el Banco de España expresa que la deuda de las empresas se ha impulsado hasta 941.000 millones, siendo una subida bastante considerable comparada con los 913.000 millones reflejados el pasado año.

La crisis está afectando a todos

La crisis sanitaria no solo ha golpeado las empresas, compañías y negocios más vulnerables. Según el Banco de España, los hogares e instituciones sin fines de lucro también se han visto afectados significativamente.

El endeudamiento de las instituciones sin fines de lucro y hogares en el tercer trimestre del 2019 fue de 709 millones de euros. En el 2020, la cifra de endeudamiento disminuyó hasta 701 millones.

Deudas y actividad económica disminuida

Los números ofrecidos por el Banco de España nos brindan una idea clara de lo que fue la economía en el 2020. Debido a la pandemia, la actividad económica se vio abruptamente atenuada y esto contribuyó con una baja del producto interno bruto o PIB de España.

A su vez, pequeñas, medianas y grandes compañías incrementaban su deuda al solicitar financiación para sobrellevar -o al menos sobrevivir- al confinamiento y las pérdidas materiales, económicas y personales.

Las cifras oficiales indican que la financiación neta a sociedades no financieras sufrió un alza equivalente al 3,2% del PIB. Mientras tanto, la financiación de instituciones sin fines de lucro y hogares sufrió una caída abrupta que lo dejó en -0,4% del PIB.

En ese sentido, se pudo apreciar la disparidad en cuanto al comportamiento económico de ambos sectores y cómo influye directamente sobre la economía de España.

La riqueza neta ha caído en los hogares españoles

El Banco de España, además, muestra una caída del 2% de la riqueza neta de los hogares españoles y las instituciones sin fines de lucro. Para el tercer trimestre del año 2020, esta riqueza de posicionó en 1,55 billones de euros.

Los activos financieros de los hogares españoles también se vieron influenciados por la caída del PIB. De hecho, se posicionó 11 puntos porcentuales por encima del valor reflejado en las cifras del tercer trimestre del 2019.

Sin duda, la pandemia, el confinamiento y la dura situación sanitaria se ha visto reflejado en cada hogar, institución o empresa de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.