La inversión en bonos en 2021: lo que nos depara el mercado

Los expertos prevén una modesta subida de las rentabilidades a vencimiento en bonos gubernamentales del mundo desarrollado

El año 2021 se presenta para los ahorradores e inversores como un ejercicio apasionante. Las turbulencias causadas por la crisis del Covid-19 ha puesto en entredicho muchos de los sectores líderes en las bolsas del mundo y han puesto los márgenes e intereses de los bonos del estado bajo mínimos.

Debido a ello, los profesionales del sector financiero no han escatimado esfuerzos en explicar que el mercado financiero tan sólo refleja la sociedad “en el futuro y no en el presente”, tal y como señalan varios expertos consultados, por lo que el ahorrador que tenga visión y conocimientos puede aprovechar el entorno actual para generar ganancias.

No en vano, es en las situaciones y momentos de máxima tensión e incertidumbre cuando aparecen las mejores oportunidades de inversión. Para afrontar estos momentos, el ahorrador tiene que hacer el trabajo previo de tener una estrategia de inversión que le sirva de guía en los momentos más volátiles en los que es frecuente sentir miedo y tomar decisiones más sentimentales que racionales y que pueden generar pérdidas económicas.

Por ello y para el ahorrador no experto, es importante también contar con asesores que aconsejan en todo momento cuáles pueden ser las mejores opciones de inversión en cada momento y, de este modo, aumentar las probabilidades de éxito. Así que vamos a mostrar cómo está el mercado actual de bonos y cuáles pueden ser las opciones que más rentabilidades pueden ofrecer.

Los bonos del estado: un crecimiento modesto

Los bonos del estado han sido, tradicionalmente, un mecanismo de inversión muy popular por los ahorradores debido a que tradicionalmente han garantizado retornos de la inversión. En los últimos años, sin embargo, este mecanismo de inversión no ha sido tan apetecible como los ejercicios anteriores debido a las bajas tasas de interés que, en algunas situaciones, ha llegado a ser negativo.

En los últimos meses y en este inicio de año, sin embargo, parece que los bonos del estado van a recuperarse ligeramente y los expertos prevén en este campo una modesta subida de las rentabilidades a vencimiento en bonos gubernamentales del mundo desarrollado.

En España, por ejemplo, el Tesoro ha anunciado los precios de la subasta y está emitiendo bonos a cinco años, con cupón del 0%; obligaciones del Estado a siete años (vencimiento el 30 de julio de 2027), con cupón del 0,8%; obligaciones a 15 años, con cupón del 1,85% y obligaciones a 20 años, con cupón del 1,20%.

En estos momentos, este tipo de inversión se está manteniendo estable y los ahorradores siguen confiando en ella. Para mantener este atractivo, el Tesoro está cobrando menos a los inversores tras haber registrado mínimos históricos en los tipos de interés de las emisiones de la última parte del 2020.

Carlos San Basilio, secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, anunció la Estrategia de Financiación del Tesoro para 2021 que contempla una reducción en 10.000 millones de la emisión de 110.000 millones de euros inicialmente prevista en los Presupuestos por la mejor evolución de los ingresos el año pasado. Asimismo, comunicó que se realizarán un total de 48 subastas ordinarias de letras y de bonos y obligaciones del Estado y anunció que el organismo realizará este año su primera emisión de un bono “verde” con una referencia a 20 años.

Con estos datos y las previsiones de los expertos, todo indica que los bonos del estado seguirán siendo este 2021 un buen producto de cobijo, sobre todo a largo plazo, aunque es cierto que las rentabilidades y los márgenes de beneficio seguirán siendo menores que en otro tipo de inversión.

Inversiones con más beneficios (y riesgos)

Más oportunidades de rentabilidad ofrece la renta variable y las empresas especializadas en este tipo de inversión la suelen preferir a la renta fija. Al respecto, son muchos los que se decantan por apostar por la inversión en Europa frente a la de EE UU, Asia o Latinoamérica.

No obstante, no hay acuerdo entre los propios profesionales, ya que son muchos los que confían en el mercado asiático gracias al “tirón” de China y a la rápida superación de la crisis del Covid-19.

En cuanto a las actividades de inversión durante el 2021 en Europa, una buena opción de inversión en renta variable es apostar por las empresas que se van a favorecer de la recuperación de la movilidad, las que recibirán fondos europeos (digitalización, economía sostenible, infraestructuras) y compañías relacionadas con las megatendencias más destacadas.

Dentro de estas últimas, las compañías relacionadas con las áreas de la salud, las energías renovables, el internet de las cosas o el vehículo eléctrico son las que prevén un mayor margen de crecimiento y, por tanto, de generar riqueza para el inversor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.