La Justicia ordena a Lidl retirar su versión del robot de cocina por «invadir la patente» de Thermomix

Lidl reproduce en su robot «todas y cada una de las características de la reivindicación» de la patente de Vorwerk

Un Tribunal Mercantil de Barcelona ha condenado a la empresa de supermercados alemana Lidl a retirar su robot de cocina conocido como Monsieur Cuisine Connect, de la marca SilverCrest, al considerar que invade la patente del robot de cocina Thermomix, cuya patente es de Vorwerk. Este grupo alemán denunció que ambos electrodomésticos se parecían demasiado.

En una sentencia hecha pública este martes, la sección especializada en patentes de los juzgados mercantiles de Barcelona ha fallado a favor de Vorwerk al considerar que la comercialización del robot de cocina de Lidl «constituye una violación de los derechos de exclusiva que se derivan de la patente española de invención ES 2 301 589, validación en España de la patente europea EP 1 269 898″, titularidad de la empresa denunciante.

El Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona considera que la patente del robot de Vorwerk es «válida» al concurrir en ella los requisitos de «novedad y actividad inventiva», mientras que el robot de Lidl «reproduce todas y cada una de las características» de la Thermomix, por lo que, con su venta, los supermercados alemanes están realizando «actos de explotación directa de dicha invención prohibidos».

Al mismo tiempo, el tribunal desestima la demanda reconvencional de nulidad interpuesta por Lidl frente a Vorwerk.

Cese de su venta e indemnización

Así, Lidl tendrá que «cesar» la importación, almacenamiento, ofrecimiento y la comercialización de la máquina Monsieur Cuisine Connect, así como ha de retirar todos los ejemplares que se encuentren en sus tiendas y le insta a destruir todo el material publicitario y promocional del producto.

También deberá indemnizar a la demandante Vorwerk «por los daños y perjuicios causados» por un importe se determinará una vez que la sentencia sea firme, y asimismo deberá hacer frente al pago de las costas procesales.

El fabricante de Thermomix exigía a la cadena de supermercados el 10% de las ventas del robot, cuyas existencias se han agotado en pocas horas las veces que se ha comercializado, ya que su precio es de unos 360 euros, casi tres veces menos que la de Vorwerk, una centenaria compañía dedicada a la venta de electrodomésticos y aparatos para el hogar que ostenta este nicho de mercado.

Por otro lado, el tribunal desestima la demanda reconvencional de nulidad interpuesta por Lidl frente a Vorwerk en relación a su patente ES 2 301 589, concluyéndose que la misma es válida al concurrir en ella los requisitos de novedad y actividad inventiva y no apreciarse el vicio de adición de materia alegado.

Contra esta sentencia, cabe recurso de apelación, aunque si Lidl recurre, no le eximirá de atender «todos los extremos de la condena». De hecho, el tribunal advierte de que «si no lo hace voluntariamente», Vorwerk puede solicitar la ejecución provisional.

Una guerra que empezó en 2019

Vorwerk, comercializadora de Thermomix, presentó su demanda el 14 de junio de 2019 por infracción de patentes de la empresa Lidl con su robot de cocina Monsieur Cuisine Connect. España reconoció la patente Europea de Thermomix en 2008. Por su parte, Lidl comercializa desde junio de 2018 su robot de cocina.

La discusión jurídica se ha centrado en si la patente reconocida en España recoge de manera explícita y como reivindicación, como característica propia e innovadora, las funciones que definen a Thermomix y por tanto estarían éstas protegidas por la patente, no pudiendo entonces ser reproducidas ignorando dicha patente.

Según la sentencia, Lidl reproduce en su robot Monsieur Cuisine todas y cada una de las características de la reivindicación de la patente de Vorwerk.

Fuente: RTVE

Un comentario

  • Carmen Moldes

    El robot de Ldel no se parece en nada a la termo mis, realizan platos comunes de los múltiples robots del mercado, por qué las amas de casa solemos utilizar esos electrodomésticos para llevar a cabo los cotidianos platos que comen nuestras familias, cremas de verduras unas croquetas etc y que encuentras en cualquier superficie montones de robot similares y con precios más asequibles.no me creo que Ldel Se manche su reputación en esa insignificancia,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.