Los populares de Sada proponen “cumplir con las obligaciones de la declaración BIC de La Terraza”

El Decreto 16/2020, de 30 de enero, declaró Bien de Interés Cultural la Terraza de Sada, con la categoría de Monumento y con un nivel de protección integral

Pasó un año desde la aprobación de este Decreto 16/2020, y el Ayuntamiento no tiene iniciado ninguna de las dos exigencias citadas por la declaración de BIC. Por eso al próximo pleno ordinario de 28 de enero presentamos una moción con objeto de:

  • Que se acometa la modificación puntual del PXOM para incorporar la declaración de BIC de La Terraza, y añadir las determinaciones específicas para su protección y conservación, como indica la disposición final segunda del Decreto 16/2020, de 30 de enero.

 

  • Que se acometa la elaboración del Plan Integral de Conservación de La Terraza, ajustado al contenido de los anexos del Decreto 16/2020, de 30 de enero.

Cita la declaración de BIC que el uso original y actual es el de hostelería, y otros usos complementarios como el ocio y la cultura. Creyendo el Decreto apropiado la continuidad de estos usos.

Siendo factible y beneficioso, dentro del citado plan integral de conservación, la posibilidad de incorporar otros usos que contribuyan a su reconocimiento, tal como lo solicito el Ayuntamiento de Sada en 1982.

El plan integral de conservación requerido, deberá contener un análisis y valoración de los siguientes aspectos:

  • Descripción de la historia del monumento, de su formalización arquitectónica y de su influencia en la vida local y cultural.
  • La valoración concreta de elementos originales y añadidos, así como los que puedan perturbar su valor cultural.
  • El estado de conservación y los criterios para su conservación preventiva.
  • Las necesidades de intervención y los criterios para la elección de materiales, sistemas constructivos, instalaciones y acabados.
  • La localización y la ordenación de su entorno.
  • El tráfico y las medidas para reducir su impacto sobre el bien y para su apreciación.
  • Los usos y su compatibilidad con su protección y conservación y las necesidades derivadas de sus concretas condiciones funcionales y normativas.
  • Los criterios generales para su interpretación y difusión de sus valores.

“El tiempo pasa y el edificio lo requiere. Estas exigencias que la declaración de BIC hace al Ayuntamiento, únicamente dependen de él mismo. Nada influyen en estas el deslinde, el usufructuario, la desafección, etc, al contrario su gestión es una forma de aproximarse a su rehabilitación” aseguran desde el PP de Sada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.