Reparto de puntos en Vista Alegre

Vista Alegre ha recibido el año con reparto de puntos para los pupilos de Juanma Marrube en la visita de Peñíscola Globeenergy (3-3) en esta penúltima jornada de la primera vuelta

La posesión de balón hizo mejores a los gallegos, que consiguieron adelantarse en estrategia, en el 7, sorprendiendo Quintela a Molina desde banda de David Pazos. Encontró demasiada fortuna el Peñíscola, en los primeros segundos sobre la pista de Rahali, en el minuto 9, culminando un recorte de Paniagua, para poner tablas. Sin embargo, los burelistas no se hicieron esperar y tiraron de nuevo de estrategia para recuperar la ventaja, con 20 segundos para el ecuador de la primera parte, en una triangulación entre Renato, Javi Rodríguez y el toque de Iago Míguez. Con ocho minutos para el descanso y acumulación de faltas, Manolín apostó por juego de cinco con Paniagua para cortar el ritmo de los del Mariskal. Entonces, los gallegos enfundaron a Álex Diz, que también salió en la recta final para contrarrestar la opción castellonense. El Pescados Rubén encontró el tercero, aunque no fue concedido, sobre la bocina, con un tacón brillante de Quintela a pase de Pazos.

Edu estuvo perfecto para frenar la tentativa de Paniagua en el regreso, frente a un Peñíscola que ganó en peligro y profundidad en unos minutos en los que Burela renunció ciertamente al plan de partido. Diz salvó en el 26 lo que podría haberse convertido en el empate, con Wálex plantándose a puerta vacía. Y de nuevo la estrategia dio sus frutos, pero en esta ocasión con recompensa para los visitantes dando la vuelta al marcador, en tan sólo dos minutos, con Bruno Gomes, primero de rechace ante saque de esquina y más tarde aprovechando un saque de banda. Buscó Pescados Rubén el juego directo. Intentó sorprender Renato desde lejos y poco a poco recuperó crecimiento. Así llegó el empate con un gran caño del paciente Álex Diz frente a Molina, en un cruce con Matamoros. Precisamente fue la magia del 10 naranja la que a punto estuvo de dar el cuarto a los gallegos con control y volea. Volvieron a rozar la ventaja Pitero y Quintela al segundo palo. Lo estaban mereciendo los locales y de nuevo aparecieron dos de oro tanto el de Arzúa como de la Xoia Laranxa, aunque perdonaron demasiado. Apostó otra vez Peñíscola con portero jugador, con cinco faltas para las dos filas, frente a un Burela muy sólido que supo mantener a buen recaudo el empate e incluso dispuso de mucho peligro con Lucho y Quintela.

Foto: PBRFS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.