¿Un favor o una putada? Por Iñigo Landa Larrazabal

Hacer al alcalde de Madrid portavoz nacional del partido de la oposición es un auténtico jeribeque. Eso no es ningún favor ni ninguna promoción. Es una gran putada en la que no descarto que ande urdiendo algo la zumbada que atendía las redes sociales del perrito de la investigada Esperanza Aguirre. Se llamaba «Pecas» aunque, tranquilamente se podría haber llamado «Maletín«.

Todo esto hay que entenderlo desde la óptica de la colección de puñaladas, empujones, codazos, cuchilladas traperas y hostiazos que andan propinándose en el PP madrileño por el poder interno. Me explico: «IDA» en la Comunidad, «Pepito» Almeida en el Ayuntamiento y NADIE en la dirección política del Partido Popular en Madrid (ni en el «ombliguito» capital, ni en la Comunidad… Auténticos Reinos de Taifas).

No era nada mala la imagen de Martínez Almeida pero se la está cargando a diario porque las y los madrileños no distinguen cuando habla el alcalde o cuando lo hace el portavoz del mayor de los partidos del «Trifachito«, o, lo que es lo mismo, del partido más grande de las tres extremas derechas españolas. aunque no lo parezca, también puede ser lobo con piel de cordero aunque, a decir verdad, a aquél, al principio, tan guay como Ruíz Gallardón se le veía venir de lejos y, es que el yerno del franquista Utrera Molina no podía disimular ciertos «tics«.

Almeida acompañó ayer Fra-Casado a visitar las instalaciones de Emergencias del 112-Madrid, es decir, como la nefasta presidenta de la Comunidad artificial madrileña, también dejó vacía su agenda municipal para atender a su jefe político en un acto de propaganda pura y dura… Otro gran error solo para atender y satisfacer a alguien que nunca presidirá absolutamente nada más que, a lo sumo, su propio partido. Otro día les hablaré de la gente «tan cualificada» que gerencia el 112 madrileño, una plaza que no está reservada a técnicos o profesionales reconocidos sino a víctimas del terrorismo de la órbita del corrupto PP sin la más mínima formación especializada, académica, ni tan siquiera básica (Ángeles Pedraza o Marimar Blanco serían casos reales o propuestos de semejante despropósito). A modo de adelanto, deben saber que Ángeles Pedraza, la responsable del 112-Madrid designada por Ayuso (desaparecida en la crisis borrasca Filomena), cobra 93.585 euros por un puesto del que carece de cualquier conocimiento y, mucho menos, experiencia. De hecho, recordemos que había renunciado anterior cargo en el que cobraba menos.

Lo que ocurre con el partido mayoritario de la denominada «Oposición» es que, a día de hoy, no tiene papel alguno. Así, necesita imperiosamente que se vea a Casado como una alternativa de Gobierno y, para eso, necesita decir aquí estoy, hace que Ayuso o Almeida dejen todo lo que deberían hacer para que él pueda sacarse una foto. Cogiendo una pala o lo que se tercie. A Ayuso le va este sarao pero Almeida no debería seguir ese juego. Lo dicho: Propaganda, y, si no, ¿Qué hace alguien que no es nada ni nadie protagonizando una Rueda de Prensa en el «ombliguito» de «Marca España«? Lo digo porque, técnicamente, en España (a diferencia que en otros Países de su entorno) no está regulada la figura de Jefe de la Oposición luego no se contempla protocolariamente en ningún acto oficial.

Al final, le tendré que explicar yo al alcalde de Madrid que, entre «IDA» Ayuso, el «lanzagüitos» TeoPijo-Montesinos y el «okupa de Sotosalbos» (Maroto), le están haciendo la cama.

Espabila, José Luis

Espabila que, aún, andas a tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.