Un nuevo estudio aporta evidencias de que el coronavirus circulaba en Italia meses antes del primer caso detectado

Sigue acumulándose la evidencia de que el coronavirus circulaba en Italia meses antes de su primera detección formal, después de que investigadores de la Universidad de Milán revelaran que una biopsia de piel de una mujer de 25 años mostró la presencia del coronavirus en el país europeo en noviembre de 2019

Esa prueba se suma a pesquisas anteriores, también de la misma casa de estudios, que en diciembre descubrieron anticuerpos contra el coronavirus en un niño de cuatro años que se enfermó a fines de noviembre de 2019.

Además, el Instituto Nacional del Cáncer de Italia dijo que su investigación en noviembre de 2020 mostró que cuatro voluntarios italianos con cáncer presentaron anticuerpos contra el coronavirus a principios de octubre de 2019, lo que significa que se habrían infectado a fines de septiembre. Esto significa que estuvieron contagiados tres meses antes del primer caso de COVID-19 detectado en China, y cinco meses antes del primer caso oficial en Italia a fines de febrero de 2020.

En ambos casos, médicos e investigadores dijeron a Xinhua que la evidencia de la detección temprana del coronavirus en Italia no arrojaba dudas sobre el origen del virus, aunque ayuda a generar un panorama más claro acerca de cómo se propaga el virus.

Los últimos datos, que fueron publicados en la Revista Británica de Dermatología el 7 de enero, se basan en el análisis de biopsias cutáneas realizadas entre septiembre y noviembre de 2019. Según un comunicado de la Universidad de Milán, las patologías cutáneas pueden ser síntoma de infección por coronavirus en 5 a 10 por ciento de los casos. Por lo tanto, es posible, según la entidad educativa, que el problema de la piel que tenía la mujer de 25 años y por el cual buscó tratamiento fuera en realidad un síntoma de COVID-19.

Este caso es similar al del niño de cuatro años, también ocurrido en Milán, que fue hospitalizado después de presentar síntomas similares a los de la gripe y una erupción cutánea. El diagnóstico inicial fue sarampión, una infección viral fácilmente curable y común en los niños.

Ha habido una especulación en los medios italianos de que la presencia del coronavirus mucho antes del primer caso podría ayudar a explicar los informes de una temporada de gripe particularmente grave en Milán entre octubre y diciembre de 2019.

En un boletín con fecha del 24 de diciembre de 2019, una semana antes del primer caso oficial reportado en Wuhan, el Ministerio de Salud de Italia informó altos niveles de cepas “inusuales” de gripe y neumonía concentradas en el área alrededor de Milán y presentes en 17 de las 20 regiones italianas.

El 7 de enero de 2020, Corriere della Sera, el periódico más leído de Italia, publicó un artículo sobre una inflamación aparentemente causada por la “bacteria Pneumococcus” en algunos pacientes, pero anotando que aparentemente algunos casos fueron causados por un virus. El artículo argumentaba que algunos hospitales de Milán tenían que utilizar camas supletorias para acomodar al número inusualmente alto de pacientes.

El martes, el Ministerio de Salud del país informó más de 14.000 nuevas infecciones por coronavirus y 616 nuevas muertes en las últimas 24 horas.

Desde el inicio de la pandemia, Italia ha registrado más de 2,3 millones de contagios y casi 80.000 óbitos, lo que lo convierte en uno de los países más afectados del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.