Carta a 21noticias de @DeporUnido

Señor Escotet:
Como aficionados del RC Deportivo de La Coruña, si nos van a llevar a la ruina al menos, queremos dejar constancia de lo que pensamos, de lo que sentimos, de lo que sufrimos desde hace siete años.

No hay mejor título, no hay un trofeo más preciado que unos aficionados orgullosos de sus jugadores y de su club. Eso no se compra con dinero. Es un sentimiento, una pasión. Un matrimonio para toda la vida.

No es la buena economía la que representa a la AFICIÓN. La implicación, la identidad, el orgullo, el sentido de pertenencia al club, el compromiso… esas actitudes son las que despiertan nuestro respeto. Respeto que, en el campo como en la vida, ni se compra ni se vende.

Dicen que Dios da pan al que no tiene dientes. Y… No se si es cosa suya o del mismo diablo… También le da dinero a los malos gestores que, como los nuestros, no dejan de demostrarlo una y otra vez a lo largo de todo su mandato.

El dinero NO TIENE MORAL
El dinero NO ES BUENO
El dinero NO ES MALO
El dinero es un sistema de INTERCAMBIO pero, sobre todo,
El dinero es RESPONSABILIDAD, y con ello me refiero al hecho de conocer y aceptar las consecuencias de sus propias y nefastas decisiones. Cosa que el señor Vidal, y sus antecesores, por supuesto, no hicieron.

La verdadera riqueza reside en el conocimiento, la nobleza y la humildad. Y en esto nuestro Comité de Administración, que deberían velar por el buen funcionamiento del club, son más pobres que las ratas.

Es lo que las personas hacemos con el dinero lo que puede ser bueno o malo. Somos las personas las que tenemos (o no) moral, las que tenemos (o no) ética, las que tenemos capacidad de decisión y las que, o construimos un palacio o cavamos nuestra propia tumba. Y esto último es precisamente lo que está haciendo el actual presidente con nuestro Club.

Defender el escudo del Deportivo va mucho más allá de ganar o perder. Es honrarlo con trabajo, entereza y pasión inexplicable. Es perseguir un sueño que otros creen inalcanzable. Es poner el alma en cada pelota dividida. Es superar cualquier barrera, deportiva o del destino, derrochando coraje y corazón. Es saber que, aunque tu equipo no es el mejor, peleará como si lo fuera. Es pertenencia, entusiasmo y fe… Porque en el fútbol, como en la vida, nunca hay que dejar de creer… Porque el trabajo paga todo lo que una buena economía no consigue pagar. Y porque, con trabajo, se consigue el éxito que el dinero no puede comprar.

El dinero no es el culpable ni de los males del mundo ni de los males que nos aquejan. Son NUESTRAS decisiones acerca del dinero y las ACCIONES que tomamos en consecuencia, las culpables de todas nuestras penurias.
Y, cuando digo NUESTRAS DECISIONES, me refiero a las suyas señor Escotet. Las penas, por supuesto, si son nuestras.

Nos lo han robado todo. A nosotros, que siempre fuimos todo con tan poco.
Nosotros no tuvimos tiempo de condenar nuestra pobreza porque estábamos muy ocupados disfrutando de todo aquello de lo que ella no podía privarnos.

Nuestra felicidad era incalculable. Imposible ponerle precio a nuestro sentimiento deportivista, nuestro amor verdadero no podría comprarse, no hubo lágrimas más genuinas ni sonrisas más certeras que las nuestras. Cada una de ellas nos enriqueció. Sin embargo, jamás tuvieron ni tendrán un valor material y es que, hay cosas definitivamente en la vida y en el fútbol a las cuales no puedes ni podrás jamás ponerle precio.

El respeto, el esfuerzo, la ambición, el trabajo en equipo y la humildad fueron siempre los pilares de nuestro club. No se compraron, ni se vendieron, ni nos llovieron del cielo. Se forjaron con sudor, esfuerzo, entrega y compromiso. SE CONSTRUYERON durante años. Y, se DESTRUYERON bajo la gestión de los presidentes que sucedieron a Augusto César Lendoiro.

Su buena economía no podría habernos traído más miseria y más ruina a una afición qué está muriendo en vida. Por favor, levante el telefono y llame a Lendoiro. Es la única opción. Cree puentes, acerque naves, inyéctenos óxigeno pero sobretodo: #AbracenosHastaQueLlegueLendoiro

21noticias no se hacen responsables de las opiniones vertidas polos autores en las publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.