¿Crowdfunding real? Por Iñigo Landa Larrazabal

El fugado Juan Carlos ha pagado 4,3 millones a Hacienda con dinero «prestado». Qué cosa tan curiosa que los amigotes del rey le «presten» semejante pastizal como quién te presta a un colega dos euros pata tabaco. ¿Quiénes son? ¿Qué favores le deben? La donación desgrava, el préstamo no pero, ¿el crowdfunding?

El asunto es que el heredero de Franco confirma la información sobre un nuevo pago a Hacienda. Su abogado y portavoz, Javier Sánchez Junco (a la derecha en la fotografía), afirma lo que ya sabíamos: «El Rey ha pagado a Hacienda 4.395.901,96 de euros para resarcir una deuda con la Agencia Tributaria por la presentación voluntaria de esta autoliquidación que se hace por «la asunción de la Fundación Zagatka de determinados gastos para viajes y servicios realizados por Su Majestad de las que podrían derivar determinadas obligaciones tributarias que han quedado regularizadas«. No hace otra cosa más que reconocer que delinquió y, según fuentes próximas a el quinqui Borbón, ha debido recopilar este dinero gracias a préstamos que le han hecho amigos de confianza. Todo para no tocar un euro de la ingente cantidad de dinero que debería tener escondida en cualquier lugar menos en su «amada» «Marca España«.

De momento, la estrategia de su abogado parece clara: Anticiparse a las diligencias de la Fiscalía del Supremo pagando a Hacienda. Los asesores del fugado también están estudiando los límites del artículo 305 del Código Penal, que prevé la regularización fiscal voluntaria para evitar la apertura de un procedimiento penal antes de que sea notificada ninguna investigación. El artículo 305 establece que «se considerará regularizada la situación tributaria cuando se haya procedido por el obligado tributario al completo reconocimiento y pago de la deuda tributaria antes de que la Administración Tributaria le haya notificado el inicio de actuaciones de comprobación«. Con todo, no creo que sirva para exonerarle, de haberlas, de responsabilidades penales.

De ser cierta esa pantomima de que su hijo le ha dejado sin «paga», a ver cómo y en cuánto tiempo puede devolver ese «préstamo» salvo que todo sea mentira (que me temo que lo es): Que llamen préstamo a algo que no es y que esa «paga» retirada le llegue por debajo de la mesa. Esto lo digo porque Felipe Sexto, si quiere dejar sin «paga» a su corrupto padre, lo normal es que detraiga ese dinero de la asignación recibida de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Pero, sospechosamente, no lo hace. Es decir, esa parte que correspondería al fugado la sigue recibiendo y, porque no tiene por qué rendir cuentas ni justificar en que emplea un solo céntimo él sabrá que hace con ese dinero.

Sobre esto, la total y descarada falta de transparencia de Zarzuela alienta cualquier tipo de hipótesis. Las hijas de Juan Carlos le han ido a visitar y no son registradas ni en origen ni en destino. ¿Quién dice que, además de Toblerones, no le llevan dinero? En realidad son exactamente idénticas las posibilidades de que lo puedan hacer como las que no lo hagan. Yo creo que lo hacen y, ante la injustificada ausencia de explicaciones, tengo el mismo derecho a creerlo como quién diga lo contrario pero, con la diferencia de que yo ya he expuesto el indicio: La cantidad asignada a Juan Carlos sigue saliendo íntegramente de las arcas del Estado.

El entorno del emérito siempre ha estado en los momentos más importantes. Son sus amigotes de farras, caza, toros y regatas. Lo más parecido al antónimo de trigo limpio.

También hay que recordar que si vive en Abu Dhabi es por las buenas relaciones que mantiene con sus gobernantes. Últimamente se lo ha podido ver desayunando con el príncipe Sheikh Mohammed (a la derecha en la fotografía con su prima y novena esposa a la izquierda), un dictador teocrático de un país en el que los Derechos Humanos brillan totalmente por su ausencia: Libertad de expresión prohibida, libertad política y sindical prohibida, mujeres sin derechos reconocidos y, que no pillen a un gay, una lesbiana o un/a trans porque, directamente, le ahorcan. Todo un paraíso para el heredero político de un dictador genocida.

Pues nada… hay quiénes, patéticamente, le siguen aplaudiendo porque ha regularizado 4 millones con Hacienda Somos Todos aunque, en realidad, demuestra todo lo que quiere a «Marca España«. Por lo menos hemos comprobado que sentía más amor por Corinna (65 millones de euros por medio polvo) qué por su país.

Nada nuevo bajo el sol ni cara a él: Un «patriota» más de esos de banderita en la pulsera, el dinero en Suiza y tan previsible como lo que es: Un Borbón. No le den más vueltas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.