El boom del empleo en las plataformas digitales genera tantas oportunidades laborales como desafíos

De 2010 a 2020, el número de plataformas digitales se ha quintuplicado, pero el 70% de los ingresos se los llevan dos países: Estados Unidos y China. Y aunque generan oportunidades laborales, también comportan una serie de problemas relacionados con la regularidad del trabajo y los ingresos, las condiciones laborales, la protección social, la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva

La explosión de nuevas plataformas digitales durante la última década provoca nuevas oportunidades de empleo a los jóvenes, las mujeres y los migrantes, pero también desdibujan la distinción entre empleados y autónomos, destaca un nuevo informe del organismo especializado de la ONU en asuntos laborares.

Los principales obstáculos a los que se enfrentan los empleados de estos servicios en línea son la regularidad del trabajo y los ingresos, la falta de acceso a la protección social y la libertad de asociación. Los 52.000 millones de dólares en ganancias que generaron estas plataformas en 2019 se concentran mayoritariamente en dos países: Estados Unidos y China.

Vivimos en una era floreciente para las plataformas digitales de trabajo. Según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: El papel de las plataformas digitales en la transformación del mundo del trabajo , lanzado este martes, el número de estas organizaciones en línea creció de 142 en 2010 a más de 777 en 2020.

El estudio, que contó con la participación 12.000 trabajadores y representantes de 85 empresas de distintos sectores y lugares del mundo, analiza dos tipos de plataformas: “las basadas en la web”, en las que los trabajadores realizan sus tareas en línea y de modo remoto, y “las basadas en la ubicación”, como chóferes de taxis o repartidores que trabajan en una localización geográfica determinada, se triplicaron y se multiplicaron casi por diez respectivamente.

La mayoría de ellas se encuentran repartidas entre unos pocos países, como los Estados Unidos de América (29%), la India (8%) y el Reino Unido (5%).

Retrato robot del empleado de las plataformas digitales de trabajo

La mayoría de los trabajadores de estas plataformas son menores de 35 años con un alto nivel de estudios, en particular en los países en desarrollo.

Los portales en línea dedicados al empleo permiten generar ingresos a colectivos como las personas con discapacidad, los jóvenes, los trabajadores migrantes y las mujeres y también son considerados como una “fuente prometedora de oportunidades de trabajo” en los países en desarrollo, una situación que ha conducido a los Gobiernos de estas naciones a invertir en el desarrollo de infraestructuras y competencias digitales.

Aunque generan un abanico de oportunidades laborales, el estudio indica que los portales también comportan una serie de problemas relacionados con la regularidad del trabajo y los ingresos, las condiciones de trabajo, la protección social, la utilización de las competencias profesionales, la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.