El Guardés encarrila el pase a semifinales de la EHF European Cup

El conjunto gallego se ha impuesto con relativa solvencia al HC Galychanka (16-24) en un partido celebrado hoy al mediodía en Lviv correspondiente a la ida de los cuartos de final de la EHF European Cup

El equipo que entrena José Ignacio Prades tiene previsto iniciar esta noche su viaje de regreso a casa (Lviv-Estambul-Madrid-Vigo) con la idea de llegar mañana por la tarde a A Guarda. Todo a expensas del temporal de nieve que azota la zona. Antes de recibir al equipo de Vitaliy Andronov en A Guarda (21.02, 19 h, TVG2) para afrontar la vuelta de la eliminatoria con un colchón de 8 goles, espera en Huerta del Rey el Aula Alimentos de Valladolid (18.02, 19 h, jornada 12 de Liga).

El partido comenzó de cara para el Guardés. El equipo de José Ignacio Prades entró a la pista muy concentrado y con ganas de marcar el ritmo del partido. Primero fue Sarah Valero (0-1), la respuesta de Poliak (1-1), otro gol de la pivote hispano-francesa (1-2), Markevych (2-2), Moreno (2-3) y Konovalova (3-3). Y ahí se rompió el partido. El Guardés subió un par de marchas, apretó en defensa para poder correr a la contra y a pesar de los intentos locales se abría una primera brecha: 3-7. Poliak, la más destacada de las ucranianas con 7 tantos, tiraba del carro y rompía la sequía local (Min. 11:05, 4-8). Fueron minutos de poco rédito para ambos conjuntos, incapaces de ver portería durante más de siete minutos. Pero incluso en esos guarismos más pobres, el Guardés seguía tranquilo y por delante en el marcador.

El Guardés siguió insistiendo y a través de Arcos y Santiago consiguió ampliar la renta para que Rajnohová firmase el 6-13, la diferencia más amplia hasta el momento. Las ucranianas no se rendían y para cerrar el primer acto cosecharon un parcial de 2-0 (8-13). Y llegó el atasco visitante. La segunda parte comenzó condicionada por la exclusión de Barbosa y la falta de atino de cara a portería. Demasiado lastre para las de Prades y un soplo de aire fresco para el Galychanka, que se ponía a 2 (12-14). No le quedó más remedio al técnico petrerí que pedir tiempo muerto para refrescar las ideas de su equipo y evitar que un partido que estuvo controlado desde el principio se fuese a unos derroteros más peligrosos. Entre Buforn, Valero y Urban soltando la muñeca el partido volvió a su cauce y de nuevo en el 47” el Guardés recuperó su renta de 6 tantos (12-18). Sin desmerecer, claro está, que el partido se cimentó en la defensa y en una Marisol Carratú que con 19 paradas fue una de las claras protagonistas del partido.

Al Guardés solo le quedaban por delante minutos de saber gestionar y mantener su renta. Aún se puso a cuatro goles el Galychanka (15-19), pero las gallegas no querían sorpresas y no dudaron en sentenciar para regresar a A Guarda con un colchón de 8 goles que da muchas esperanzas de cara a poner los dos pies en las semifinales de la tercera competición continental. “El resultado hace justicia al trabajo y esfuerzo de las chicas, que se vaciaron en defensa para contrarrestar el juego tan duro del rival”, reconoció Prades al término del choque. El técnico quiso analizar la victoria en un “partido complicado” pero cuyo resultado “refleja que el equipo estuvo muy bien en el tramo final, pero sobre todo destacaría que entramos muy bien al partido, con una eficacia muy alta en el porcentaje de lanzamiento que nos ayudó a coger confianza”, resaltó. Tampoco quiso pasar por alto los primeros minutos del segundo acto: “el inicio de la segunda parte tuvo momentos en los que nos costaba anotar, pero lo compensamos con defensa y aportación en portería”, celebró el técnico en el polideportivo de Lviv.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.