El Guardés no encuentra rival en su regreso

El Atlético Guardés ha cosechado esta sábado en La Albericia de Santander una abultada victoria contra el Uneatlántico Pereda (17-33, 8-20 al descanso)

El Atlético Guardés ha cosechado esta tarde en La Albericia de Santander una abultada victoria contra el Uneatlántico Pereda (17-33, 8-20 al descanso). Además de volver a saborear la cara amable del deporte, las de Prades han aprovechado la décima jornada de la Liga Guerreras Iberdrola para desquitarse de la derrota contra el Bera Bera hace quince días y coger impulso para las cinco semanas maratonianas que les esperan. Las de Santiago Abascal solo aguantaron el ritmo de las gallegas los primeros minutos del partido (Min.2:25, 2-2 y Min. 5:29, 3-4) antes de sucumbir a las contras visitantes como resultado sus propios errores y ver cómo Miriam Sempere echaba el cerrojo a la portería con ocho intervenciones. El partido ya estaba decidido al descanso (9-20) y el segundo acto sirvió para hacer pruebas y dosificar esfuerzos ya que hubo reparto de minutos para todas las jugadoras. Únicamente Buforn se quedó sin jugar (salió a lanzar un par de 7m) y Martina Mazza finalmente no entró en la convocatoria.

El partido comenzó con mucho ritmo y una igualdad efímera. La buena defensa del Guardés unida a los errores de las locales se iba reflejando en el marcador. Primero fue una mínima brecha y los contragolpes fueron poco a poco dando alas a las de Prades. 4-7, 4-8, 5-11, 7-13… y cuando el Guardés casi doblaba de nuevo en el marcador, Abascal pidió tiempo muerto para revolucionar su siete inicial. Sempere y Sol Ceballos (guardameta local) protagonizaban un bonito duelo bajo palos, pero la buena racha era más favorable para la portera guardesa. Entre las paradas de la alicantina (8 en la primera parte), dos exclusiones locales casi consecutivas y sus propios errores el Pereda veía cómo se le atragantaba el partido. En el Guardés, todas las jugadoras iban aportando en el colchón goleador y la defensa también continuaba dando réditos. La renta al minuto 25 ya era de 10 tantos (8-18) mientras el Pereda acumulaba ya más de seis minutos sin anotar. Prades aprovechaba para pedir tiempo muerto a falta de minuto y medio y gestionar con éxito la inferioridad por la exclusión de Descalzo (9-20 para el descanso) a pesar de que Belén Saez rompía la sequía local.

La segunda parte se estrenó con un nuevo duelo entre Ceballos y Sempere. Antes de dar paso a sus compañeras, aún hicieron paradas de mérito y la portera local alcanzó la decena de balones atajados. El Guardés salió un poco descolocado del paso por vestuarios y en el 40 Prades se decidía a parar el partido para intentar que la defensa 5.1 local no asfixiase el ataque gallego. Carratú también se iba entonando bajo palos, aparecían Barbosa y África Sempere en pista… y aunque el registro anotador estaba siendo bastante más discreto que en el primer acto con 6 goles en 15 minutos, las de Prades no vieron peligrar la victoria en ningún momento. Solo faltaron por anotar Estefanía Descalzo, Carla Gómez y las dos porteras -Sempere y Carratú- y por suerte cada una pudo aportar algo a la victoria de este fin de semana. Hubo unos minutos flojos, sí, pero el Guardés volvió a subir una marcha y al final, e incluso con la exclusión de Sempere en los últimos minutos y de un parcial sin anotar, sentenció con un contundente 17-33 firmando el último gol la capitana Sempere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.