El Guardés vuelve a la liga en Valladolid

El Guardés se desplaza hasta Huerta del Rey para medirse este jueves al Aula (19 h), que se desconfina

El Guardés no para y se encuentra ya en medio de otra semana con doble compromiso. Con miles de kilómetros en el cuerpo tras viajar el fin de semana a Leópolis, la expedición gallega llegó el lunes a media tarde a A Guarda con el único deseo de poder descansar y recuperarse para afrontar dos nuevas citas: partido de Liga Guerreras Iberdrola mañana y la vuelta de los cuartos de final de la EHF European Cup el domingo.

Pero, ¿puede más el cansancio o la ilusión de por fin poder encadenar varias competiciones sin sobresaltos? “Es algo que todo el mundo quiere”, afirma Prades, “lo que más gusta es jugar, lo de entrenar sin competir no es reconfortante”, apunta. Así que el técnico disfruta con su equipo “de una fase muy buena y para la cual la plantilla se ha estado preparando diciembre y enero”, comenta el entrenador mientras organiza los próximos días de trabajo. “Hay que gestionar el cansancio y esperar que las jugadoras se vayan recuperando de golpes…”, dice Prades cuando se le pregunta por la convocatoria del partido de mañana, todavía sin cerrar a estas horas. El entrenamiento de esta tarde será clave a la espera de ver cómo evolucionan jugadoras como Sandra Santiago, con un esguince sufrido en el partido en Ucrania.

El equipo entrenó ayer por la tarde, hoy lo hará a última hora tras pasar de nuevo los test de antígenos -obligatorios ya en la Liga Guerreras Iberdrola- y mañana irá y regresará de Valladolid en el día. El viernes será de nuevo libre, con entrenamientos el sábado por la tarde y el domingo por la mañana para preparar la vuelta contra el HC Galychanka (21.02, 19 h, A Sangriña). Antes de pensar en ello, el Guardés tendrá delante a un Aula que se ha ido desconfinando poco a poco. El compromiso en Huerta del Rey (19 h, puerta cerrada) corresponde a la jornada número doce de la competición doméstica y se juega entre un halo de incertidumbre. El Aula ha salido de nuevo de una cuarentena y lleva más de dos semanas sin competir. Los medios vallisoletanos apuntan hoy al maratón que también tendrá que vivir el equipo que entrena Miguel Ángel Peñas con seis partidos en los próximos 18 días. Por motivos médicos, todavía no está asegurada la presencia en el banquillo del técnico local, y otras jugadoras, como la portera Lourdes Guerra, todavía se reincorpora hoy a los entrenamientos.

“Todos tenemos handicaps, pero en cuanto empieza el partido nos metemos en él y nos olvidamos del resto”, analiza Prades, quien recuerda que “el Aula siempre nos da mucha guerra”. El de mañana es un partido clave de cara a la siguiente fase de lucha por el título en la cual aspiran a estar tanto Guardés como Aula. En un grupo A en el cual ninguno de los ocho equipos ha conseguido disputar la totalidad de las jornadas, el Guardés es virtualmente tercero con 14 puntos (9 victorias y dos derrotas contra el Super Amara Bera Bera). El Aula, por su parte, es cuarto con 10 puntos (5 victorias y tres derrotas).

El Guardés regresará mañana mismo al término del partido, descansará el viernes y entre el sábado y el domingo ultimará los detalles para el partido del domingo por la tarde. El equipo del Baixo Miño tiene una magnífica oportunidad de certificar por primera vez su clasificación para unas semifinales de una competición europea tras haber ganado 16-24 al HC Galychanka en la ida de los cuartos de la EHF European Cup.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.