El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña se reunió con la portavoz municipal del PP, Rosa Gallego

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado, se reunió hoy con la portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Rosa Gallego, continuando con la ronda de encuentros institucionales con las formaciones políticas y resto de entidades ciudadanas.

Fernández Prado agradeció el apoyo permanente tanto de Rosa Gallego como de todo el grupo municipal del PP en los grandes desafíos a los que se enfrenta el Puerto, desde el tren a Langosteira hasta la mejora de la operatividad y el tráfico portuario, o la deuda y la financiación del Puerto Exterior. Por su parte, la portavoz del Partido Popular destacó el acierto de convocar a estas reuniones a todos los grupos municipales, de manera que ninguno se quede fuera de la reflexión sobre el futuro del Puerto y de la ciudad.

Respecto a los asuntos tratados en la reunión, el presidente de la Autoridad Portuaria indicó que realizaron un repaso de temas clave como la transformación urbanística de la ciudad, añadiendo que, si bien el consenso sobre los muelles de Calvo Sotelo y Batería está más avanzado, es necesario realizar una revisión global sobre San Diego. Como asuntos a despejar mencionó la necesidad de espacio para sectores con gran crecimiento como la pesca, sobre todo en lo relativo a comercialización y transformación, que tiene un valor importante y genera altos niveles de empleo. También reiteró la necesaria reflexión sobre el papel de la estación de mercancías y su ubicación futura si abandona San Diego. Subrayó que el Puerto de A Coruña es de las pocas infraestructuras del noroeste de España que pertenecen a la red básica europea de transporte de mercancías, por lo que la existencia de una estación “es clave para no quedarnos fuera de esa tendencia a la intermodalidad puerto-tren”.

Respecto a Trasatlánticos, Batería y Calvo Sotelo, insistió en la necesidad de compatibilizar el uso ciudadano de estos muelles con el tráfico de cruceros, recordando que A Coruña es el primer puerto del noroeste y, tras el paréntesis provocado por la pandemia, se han negociado para 2022 escalas con casi 200.000 pasajeros y se está trabajando ya en el calendario de 2023. Dado que la tendencia mundial va hacia barcos cada vez más grandes, que por eslora tienen que atracar en Trasatlánticos, es necesario de cara al futuro buscar la compatibilidad con el uso ciudadano no solo en ese muelle, sino también en Batería, ya que los 30 autobuses que se llegan a mover en las grandes escalas solo para transporte dentro de la ciudad necesitan un amplio espacio para ubicación y operativa.

Martín Fernández Prado señaló que tanto estos como otros aspectos importantes a tener en cuenta en la planificación urbanística deben ser tratados por la delegación especial del Consejo de Administración que se constituiría como grupo de trabajo sobre la transformación portuaria. Un órgano que también debería analizar las cifras globales no solo en cuanto al coste del suelo sino también en cuanto a costes de urbanización, que deben preverse para garantizar la eficacia de la operación y la habilitación de equipamientos e infraestructuras. En muchos casos requerirán un coste elevado, sumando indemnizaciones a concesionarias, demoliciones y otras operaciones no contempladas en los costes habituales de urbanización, situados en torno a los 120 euros por metro cuadrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.