¿Eres un manitas? Aquí te damos consejos para elegir el mejor atornillador

Un buen atornillador puede ser el aliado perfecto para tus labores caseras y de bricolaje. Aprende a encontrarlo.

Tienes ya todas tus herramientas listas para ponerte manos a la obra en casa y hacer unos cuantos de arreglos, pero te acabas de dar cuenta de que te falta algo importantísimo. En tu maletín no está la piedra angular del bricolaje, el atornillador.

Lejos quedaron los antiguos modelos manuales. Ahora, lo que más se usa son los atornilladores eléctricos. Con batería, e incluso con luz, hacen que trabajar con tornillos sea un auténtico paseo, sin necesidad de hacer fuerza ni ningún esfuerzo manual. Todo automatizado para usar un par de botones.

Ahora bien, ¿cómo acertar con la compra de un atornillador? Si bien es cierto que en internet hay webs donde comparan los mejores atornilladores para que los compradores lo tengan algo más fácil, hay detalles que deben saberse antes de empezar a explorar opciones.

Detalles que vamos a desgranar aquí para ayudarte a tener el maletín de herramientas perfecto, para que no falte entre tus utensilios un buen atornillador eléctrico. Sigue nuestras recomendaciones prestando mucha atención, porque son la clave para que des con el modelo más adecuado.

Las claves para comprar el mejor atornillador

Comprar un buen atornillador eléctrico te hará la vida mucho más fácil, sobre todo si tienes que montar o desmontar muebles, o hacer cualquier labor de bricolaje. Estos modelos simplifican muchísimo todo lo relacionado con atornillar o desatornillar.

Pero, ¿cómo asegurarse de que se compra el mejor atornillador? La respuesta se tiene que dividir en varios aspectos, ya que son los factores clave a la hora de comprar el modelo más adecuado. Aquí, te los vamos a contar todos.

Peso y ergonomía

Un buen atornillador debe ser fácil de manejar y de coger. Ten en cuenta que, muy probablemente, tendrás que usarlo en algunas circunstancias en las que te costará tener una buena postura para apretar o aflojar un tornillo.

En ellas es cuando más se nota si estás usando un buen atornillador. Los de calidad, tienen facilidad de agarre y además un cabezal que puede inclinarse para atornillar con una postura angular. Asimismo, debe ser ligero para que no te resulte muy pesado manejarlo. Máxima adaptación a tus manos y mínima carga para tus brazos. Eso es absolutamente fundamental.

¿De qué tipo es?

Ya hemos dicho que íbamos a hablar de atornilladores eléctricos, pero, dentro de este campo, existen dos categorías diferentes. Por una parte están los atornilladores normales y, por otra, los atornilladores con función de taladrado.

¿Qué los diferencia? Los primeros se usan principalmente para poner o quitar tornillos en agujeros que ya se han hecho previamente. Sin embargo, los segundos cuentan con un extra de potencia que viene genial si tienes que abrir un agujero sobre cualquier superficie. Esa función le da un extra de versatilidad realmente interesante y, a veces, recomendable incluso aunque ya tengas un taladro.

Batería

Puedes comprar un atornillador eléctrico con cable, pero lo cierto es que los modelos con batería son mucho más flexibles y cómodos en general. Ahora bien, ¿qué tipo de batería debe llevar el atornillador? Debes buscar siempre modelos que tengan baterías de ion de litio, en lugar de las de cadmio o hidruro metálico.

¿Y por qué estas en concreto? Porque su vida útil es mucho mayor, porque su índice de autodescarga es prácticamente nulo y porque no tienen efecto memoria alguno. En definitiva, son mejores en todos los sentidos. Además, esta tecnología lleva tanto usándose que suelen ser las que ofrecen una mayor capacidad y, por lo tanto, mayor autonomía al usar estos atornilladores.

Potencia máxima

Aquí la conclusión es fácil de adivinar. A mayor potencia, mayor será la potencia de giro del atornillador y más fácil te resultará colocar los tornillos sobre cualquier superficie. Ahora bien, a mayor nivel de potencia, mayor debe ser la capacidad de la batería y, también, mayor el tamaño del atornillador.

Debes elegir en función de la dificultad de las tareas que tengas que realizar. ¿Vas a hacer algo muy exigente? Entonces, el par de torsión debe ser de entre 30 y 60 Nm. ¿Va a ser exigencia media? Entre 6 y 30 Nm. ¿Mínima? Entonces, es suficiente con la horquilla de los 3 – 6 Nm.

Teniendo en cuenta todos estos factores y equilibrando bien la balanza del conjunto, podrás comprar el atornillador perfecto para tu hogar. Recuerda tener muy en cuenta todo lo que te hemos explicado y, sobre todo, no tener prisa alguna a la hora de hacer tu compra.

No hay nada peor para el consumidor que comprar con prisas. Tómatelo con calma y piensa que hay webs que te ayudarán con sus reseñas y comparativas. Lo tienes tremendamente fácil para acertar de pleno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.