Final para el Real Valladolid en su visita a Balaídos

Cuando aun resta un tercio de la temporada en primera división, las urgencias aparecen en numerosos equipos que se encuentran luchando para cumplir sus objetivos marcados. Hace no tantas fechas el Celta de Vigo era el que afrontaba cada partido como una final, no en vano era el farolillo rojo de la competición y parecía tener un horizonte bastante negro. Por suerte para los aficionados celestes, la situación de su equipo es muy distinta ahora, ya que se encuentra luchando por cotas mayores como entrar en Europa League. Eso sí, sin olvidar que se debe materializar la permanencia cuanto antes.

En situación diferente a los gallegos se encuentra el próximo rival de los celtiñas que arribarán Balaídos. Un histórico del futbol español, el Real Valladolid, se encuentra en horas bajas, ocupando plazas de descenso, y lo que es peor, con muy malas sensaciones en su juego.

Viendo los antecedentes, el duelo del próximo domingo a las 14:00 parece decantado hacia el lado de los locales, tal y como recogen los pronósticos de la casa de apuestas bwin. Son tres puntos vitales para los visitantes, ya que salir derrotados de tierras gallegas los nubarrones negros llegarán a la ciudad del Pisuerga.

Son muchas las voces desde la capital castellana que ven necesario e inevitable un cambio de rumbo en el equipo, debiendo ser el cambio de entrenador la primera medida y más urgente. El futuro de Sergio González al frente de la nave blanquivioleta parece tener las horas contadas, y gran parte pasan por Balaídos.

Muchos ven en el Celta de Vigo el ejemplo a seguir desde Valladolid. En su momento el cambio de maestro de orquesta en el club celeste fue un punto de inflexión que le ha permitido llegar a la buena situación clasificatoria en la que se encuentran en la actualidad.

Todos los ojos del choque estarán centrados en la figura del equipo local, Iago Aspas. El “Príncipe de las Bateas” poco a poco va adquiriendo su estado de forma tras haber estado en el dique seco varias semanas por lesión. Uno de los mejores jugadores de la Liga Santander tiene hambre de gol y de victorias. Sin duda, este hecho es una muy mala noticia para los blanquivioletas.

Por su parte, el Real Valladolid deberá poner todos sus esfuerzos en mantener su portería a cero, e intentar marcar algún gol que le haga ver el horizonte del partido algo más nítido. La empresa no será nada fácil para los visitantes, pero llegado este momento, no existen escusas y solo vale conjugar el verbo ganar. Sumar de tres en tres no debe ser una opción, sino una obligación para intentar abandonar los puestos de descenso cuanto antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.