La demolición de los últimos silos del muelle de Batería tendrá un plazo de dos meses

Continúa así el proceso para liberar el ámbito de Batería y Calvo Sotelo y avanzar en su integración en la ciudad. Se prevé abrir el muelle de Trasatlánticos a los ciudadanos en las próximas semanas, y en verano el muelle de Batería

La Autoridad Portuaria de A Coruña publica hoy en la plataforma de contratación del Estado la licitación de las obras de desmantelamiento de los últimos silos que existen en el muelle de Batería, continuando así el proceso para liberar este ámbito de cara a su futuro uso ciudadano.

El presupuesto de licitación es de 104.000 euros, con un plazo máximo de ejecución de dos meses. Se abre ahora un periodo de 20 días para la presentación de ofertas por parte de las empresas interesadas, por lo que en marzo se producirá la adjudicación de la obra.

Los trabajos incluirán la demolición de los silos, que correspondían a una antigua concesión dedicada al almacenamiento de cemento, así como las instalaciones complementarias. El proyecto recoge también la alineación del firme, de forma que se iguale con el resto de la explanada del muelle.

Se prevé que esta obra quede lista antes de que concluya el primer semestre del año, con lo que el muelle de Batería ya quedaría liberado de instalaciones industriales, exceptuando una nave que es propiedad de la Autoridad Portuaria y que se utiliza de forma puntual como almacén de mercancías.

Tras el derribo de las instalaciones de Alu Ibérica, a finales de 2020, el inminente desmantelamiento de los antiguos silos de cemento es un paso importante de cara a recuperar el muelle de Batería para usos ciudadanos. Además, en los próximos días se adjudicará la demolición de los silos de Bunge Ibérica en el muelle de Calvo Sotelo, con lo que comenzará también la liberación de este terreno, toda vez que la Autoridad Portuaria ya alcanzó acuerdos en este sentido con todas las empresas concesionarias de ambos muelles.

La previsión de la Autoridad Portuaria es abrir en primer lugar el muelle de Trasatlánticos a usos ciudadanos, en las próximas semanas, y programar actividades culturales y recreativas. En verano, una vez que concluya la demolición de la antigua cementera y se habilite la explanada, la apertura se ampliará al muelle de Batería, y en 2022 al muelle de Calvo Sotelo, siempre de forma compatible con las operaciones portuarias y con la normativa de seguridad.

Se trata con ello de que los coruñeses puedan recuperar lo antes posible su relación con el puerto, de forma paralela al trabajo que lleva a cabo la Autoridad Portuaria, en coordinación con el resto de las administraciones públicas, para planificar el diseño y los usos futuros de esta fachada marítima.

El presidente del Puerto, Martín Fernández Prado, ha propuesto para ello la creación de un grupo de trabajo, con representación de la Xunta de Galicia, Puertos del Estado, el Ayuntamiento de A Coruña y la propia Autoridad Portuaria, que se encargaría de definir la hoja de ruta para la transformación de los muelles de Batería y Calvo Sotelo y su integración en la trama urbana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.