Alertan sobre la falta de limpieza viaria y de playas en Sada

“El vigente contrato de limpieza viaria y de playas se inició por Providencia de 4 de mayo de 2017; pero no fue hasta más de dos años después cuando se formalizó, estando en precario todo aquel tiempo” declaran desde el PP de Sada

La dilatada tramitación se justifica en indefiniciones y errores de un pliego sin responsable; así se llevó inicialmente al Pleno para su aprobación, e inmediatamente se retiró al detectarse los errores.

“También, el denominado “Plan de limpieza de aceras a alta presión”, fue objeto de dilaciones, informes, aclaraciones, e incluso reclamaciones por parte de los licitadores, que llegaron a anular judicialmente la primera adjudicación, y aun tienen impugnada esta segunda”.

“La tramitación de este contrato de 2.000.000 de euros fue totalmente opaca, sin publicarse las actas de las mesas de contratación celebradas, hasta meses más tarde. Finalmente de las tres ofertas recibidas, quedó fuera la que representaba el mejor proyecto de limpieza, en favor de la más económica, gracias a la ponderación dudosa del citado Plan de limpieza a alta presión”.

Fuera quedaron también las promesas del alcalde en cuanto a incluir “aspectos sociales y medioambientales”, en referencia a prestar el servicio con barredoras eléctricas. “El pacto de los alcaldes por el planeta” quedó aparcado en Sada.

“Las consecuencias de aquella mala tramitación las pagamos hoy día. Pero también nos afecta la falta de control por parte del gobierno municipal de las condiciones del servicio de limpieza. Se gasta, pero no se administra”.

Así, tampoco hay la prevista y exigida oficina de atención al público en el centro urbano de Sada, ni el parque de vehículos de 1000 metros de superficie, ni las Campañas de educación, ni el servicio telefónico gratuito, etc.

Por otro lado, el pliego exigía una dotación mínima de 15 trabajadores en Sada, existiendo informaciones de que este ratio no se está cumpliendo.

“Pero la cuestión todavía más importante es el estado de nuestras calles, parroquias y playas, que deja de ser el que nos merecemos; y nos preguntamos si se controlan las “frecuencias de limpieza a presión” ofertadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.