Feijóo visita los avances en la primera fase de la Autovía Nadela-Sarria

La Xunta está invirtiendo más de 25 millones para ponerla en servicio a partir del otoño del próximo año

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, constató hoy los avances en la primera fase de la Autovía Nadela-Sarria, en la que la Xunta está invirtiendo más de 25 millones de euros, para poner al servicio de los ciudadanos una infraestructura más segura, más rápida y más confortable a partir del otoño del próximo año.

En esta línea, y durante una visita a las obras, Feijóo aseveró que al tiempo que se avanza en el desdoblamiento, que comprende alrededor de 11 kilómetros entre A Pobra de San Xiao y Sarria centro, este mismo año, se licitará ya la redacción del proyecto para completar íntegramente la Autovía de Sarria hasta Nadela.

A lo largo de su intervención, Feijóo garantizó el compromiso de la Xunta para seguir avanzando en el objetivo de coser el territorio con infraestructuras de comunicación capaces de garantizar las mejores condiciones de movilidad para las personas y para las mercancías.

Así, recordó que en los peores años de la crisis económica, la Xunta invirtió 135 millones de euros en la construcción de la vía de altas prestaciones entre Sarria y Monforte, completando, de este modo, el eje que hizo posible reducir a menos de 45 minutos el tiempo de recorrido entre Lugo y la capital de la comarca de Lemos.

“Hoy el 80% de la población de Galicia se encuentra a menos de 15 minutos de una vía de altas prestaciones”, resaltó, reiterando el compromiso también con la vertebración de la provincia de Lugo.

Al respecto, destacó que, en este mismo mes de marzo se licitarán las obras de la primera fase del acondicionamiento de la carretera LU-231, del eje Palas-Friol-Begonte, con una inversión de 2,8 millones de euros. Además de iniciarse, dentro de unas semanas, la contratación de la redacción del proyecto del trecho que resta por ejecutar de la variante este de la ciudad de Lugo.

El presidente del Gobierno gallego aprovechó el acto para trasladar la preocupación por la falta de avances en aquellos proyectos imprescindibles para el futuro de Lugo, que dependen de la Ejecutivo central.

Sobre este punto, se refirió al letargo en el que están sumidas las obras de la autovía A-54 entre Lugo y Santiago; y a la ausencia de avances en la conexión entre Ourense y Lugo, la A-56, una autovía que solo tiene en servicio un trecho que, además, en solitario ofrece una escasa funcionalidad.

Asimismo, expuso la necesidad de que se agilicen los trámites y los trabajos para conectar la provincia y la ciudad de Lugo con el alta Velocidad. “En 2018 se presentó una planificación completa para la mejora de la conexión ferroviaria entre Lugo-Monforte de Lemos y Ourense, que implicaba que en el 2021 estaría en servicio a primera fase de las obras. No obstante, aun no se comenzó un solo kilómetro de su construcción”, recordó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.