La Misión Biológica de Galicia del CSIC cumple 100 años

Creada en 1921 por la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), se integró en el CSIC en 1939

La Misión Biológica de Galicia (MBG) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cumple 100 años mañana, 1 de abril. Fundada en 1921 por la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), se integró en el CSIC tras la creación de esta institución en 1939. Es, junto con el Instituto Cajal, uno de los centros de investigación más antiguos del CSIC.

Creada con el objetivo de realizar investigaciones y trabajos de biología aplicados a la agricultura y ganadería de Galicia, durante sus primeros años la labor de la MBG-CSIC se centró en la obtención de variedades vegetales y de ganado porcino de calidad, así como en la transmisión de dichos conocimientos al sector agrario.

A partir de 1930 los trabajos de la MBG-CSIC se centraron en la mejora genética del maíz y en la obtención de variedades de castaño resistentes a la tinta (una de sus principales plagas y enfermedades) y en la mejora y difusión en toda España del cerdo inglés Large White.

Entre 1940 y 1950 la MBG-CSIC consolidó sus primeras líneas de investigación sobre mejora genética vegetal y animal y fisiología. A partir de 1980 se abrieron nuevas líneas de investigación y se incorporó más personal, lo que permitió desarrollar nuevos programas basados en más cultivos de importancia para Galicia: las legumbres, las brásicas y la vid. Se recolectaron y caracterizaron recursos genéticos de estas especies, que se conservan actualmente en el banco de germoplasma de la MBG. Estos materiales son la base de las investigaciones que, a día de hoy, se realizan en el centro y que permiten ampliar conocimientos teóricos sobre la genética y mejora de los cultivos, así como desarrollar nuevas variedades más resistentes. En el año 2008 se inició otra línea de investigación: la genética forestal.

En la actualidad, la actividad de la MBG se centra en la investigación agraria y forestal, y se ocupa de los principales cultivos de Galicia (maíz, leguminosas y brásicas), así como de especies leñosas (vid, olivo, pinos y robles).

Su línea de investigación global versa sobre los procesos genéticos, bioquímicos, metabólicos, moleculares, ecológicos y evolutivos que son relevantes para hacer más sostenible la agricultura y silvicultura, centrándose en diversas especies hortícolas, cereales y leñosas ampliamente cultivadas. El enfoque es integrador e intenta abordar simultáneamente los tres aspectos: resistencia, productividad y calidad.

Foto portada: Trabajadores de la MBG separando la semilla del tomate de la pulpa. / MBG-CSIC

Fuente: CSIC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.