La política española. Un circo de cuatro pistas. Por Iñaki Anasagasti

De que Iglesias se cree Superman no hay duda. Un Superman que ha debido tragar quina para pedirle a su ex amigo Errejón le deje un huequito en Madrid para plantar cara a  Díaz Ayuso. Así son las cosas de la política y de la prepotencia. ¿Se acuerdan de Carolina Bescansa la mamá del niño que tenía que dar de mamar en la sesión constitutiva?. Aquella señora experta en encuestas que pasó a mejor vida política, y de la que pronto se hablará. Igual la repescan para salir todos de la mano, como hace unos años y decirnos que la izquierda está más unida que nunca. Y dispuesta a conquistar el cielo.

La política espectáculo no va mayoritariamente con los vascos y estos circos con pistas en Murcia, Castilla, Andalucía y Madrid no nos gustan demasiado pero no me dirán que la Sexta no está feliz con tanto aficionado teatralizándolo todo, para, como el gran macho alfa (como se presentó)  comprando casona en Galapagar, siendo parte de la Casta, estar protegido por la Guardia Civil y seguir apoyando a Maduro. ¿Quién da más?.

Y ahora nos dicen que Yolanda Díaz va a ser la salvación de Podemos, no siendo de Podemos sino del PC. Todos alaban su talante negociador. Es su obligación. Aquí lo que debería ser normal es digno de medallero. Por contraste le están diciendo a Iglesias que el suyo es del de un follonero. Sánchez gana, aunque no sé  qué  dirá Nadia Calviño que una señora del Partido Comunista sea vicepresidenta tercera y ella llevando la responsabilidad de la economía, siendo la vicepresidenta segunda y con más paro que tras la guerra. Sus amigos europeos fliparán a colores. Y es que España, señora baronesa, es así.

Veremos en que acaba todo este gran sainete en momentos en los que por contraste Euzkadi es en realidad ese Oasis político que tratan de ridiculizar los Comisarios de Bildu que sueñan con escenarios españoles como los que vive  Madrid para en río revuelto, sacar ganancia de pescadores avispados.

Tal y como dice Sony, Ciudadanos se muere (como ayer UPYD), mientras tanto ese mal actor y «tránsfuga» carente de ideología que es Toni Cantó, que había llegado a la política para estar poco tiempo y renovarla, ya está pegando el salto al PP, como en su tiempo Irene Lozano. Al valenciano  no se le cae la cara de vergüenza por ir al PP y pillar cacho en puestos políticos de designación (tampoco extrañaría nada verles en VOX), otros como Pagazartundúa tienen que repensar de nuevo si PP o VOX o su casa… (porque al PSOE no van a volver ¿no?, incluso las mismísima Rosa Díez no ha pasado la ocasión de tontear con VOX (volver al PSOE imposible, al PP difícil después de criticarlo toda la vida, ¿mejor la ultraderecha…?, aunque por las cosas que dice hace mucho tiempo que allí está…), «dicen» que Rivera igual VUELVE pero al PP…, ¿y Arrimadas, aprovechará lo poco que le queda del partido para negociar con el PP o a su  casa  o como Dña. Rosa en  Sodupe ?. Finalmente, ¿qué van a hacer aquellos «intelectualoides oficiales de siempre» (esas jóvenes promesas), que son siempre los mismos y que mezclaban  el llamarse de izquierda con un discurso ultra?, ¿a quién van a votar Savater, Boadella, Escohotado, Trapiello, Juaristy, etc.?, ¿al PP?, ¿o ya se quitarán públicamente la careta y dejarán la bipolaridad entre lo que afirman ser y lo que practican y se marcharán públicamente a VOX junto con Dragó?.

En fin, ¡vaya vida, desde ir contra la ultraderecha (a veces hasta de sus familias), hasta codearse con la misma eso es coherencia y claridad de ideas!, Abascal les espera generoso y risueño. Será interesante verlo y escuchar sus graciosas  explicaciones, otra cosa es que ya solo los tontos les crean. ¿Quién da más, señores?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.