Pepito, el regidor cortesano. Iñigo Landa Larrazabal

El alcalde de Madrid en funciones de portavoz nacional del Partido Popular y de ZarzuelaJosé Luis Martínez-Almeida es el de la izquierda de la fotografía y les aseguro que no está obtenida del concurso «¿Qué es un rey para tí?».

Pues nada, el caso es que ayer declaró que la vacunación de Elena y Cristina Borbón en los Emiratos Árabes “es una cuestión estrictamente privada” y dijo que “no le han quitado la vacuna a ningún español«, por lo que «no ha habido ningún español perjudicado”. Curioso razonamiento dirigido a personas de su talla intelectual (dirigido al populacho, al vulgo…).

Un discurso que busca el blanqueamiento de los Borbones al mostrarse como un indulgente pelota cortesano de Palacio que demuestra que, al igual que en Zarzuela, ha de tratarse como tontos de baba a las y los ciudadanos. Es lo que tiene creerse por encima del bien y del mal.

Pero a este facha de manual, cuando se viene arriba, le gusta oírse así que prosiguió diciendo que, «al tratarse de un asunto privado, no conviene mezclar a la monarquía con el debate que puede suscitar esto”. Y no podía faltar el nuevo eslogan acuñado por el Departamento de Propaganda de la casa real. En realidad es un mantra: «las infantas no son familia real, sino familia del Rey”. Por ello, “no es cuestión de monarquía ni de ejemplaridad de la monarquía, sino que es estrictamente privado”.

En definitiva, los intentos del portavoz nacional del corrupto Partido Popular por intentar justificar lo injustificable es algo muy fácil de desmontar. De hecho, te lo voy a demostrar, José Luis. Y lo voy a hacer con tres simples aseveraciones:

1. Dices que «las infantas, a diferencia de todos aquellos que se han colado en España aprovechándose de sus cargos públicos, no lo han hecho ni le han quitado la vacuna a ningún español«. Cierto. No se han colado pero si han utilizado los medios de todos tus compatriotas españoles. Tampoco pierdas de vista que has sido beneficiarias directas de las tarjetas black cargadas con dinero opaco. El dinero para ir a ver a su corrupto padre sale del Erario Público y eso incluye el vuelo, la estancia, la escolta, la manutención y el dinero de la vacuna. Es idéntico a los vuelos, estancia, escolta, «servicio», manutención el el dinero de la vacuna se su putero padre. ¿O tú también te crees eso de que los amigotes te prestan cuatro kilos porque sí? ¿En serio te lo crees? los técnicos de Hacienda no, Yo tampoco.

2. Dices que es una cuestión «estrictamente privada«. Por un momento creía estar oyendo a alguien de EH-Bildu hablando del capítulo 1232 del culebrón Miren Larrion. Afirmas que su dinero es propio. De entrada (no sé si recordarás) la hija pequeña del sátrapa fugado (que sabemos que, tras el «no sé nada/no me consta» ejerció de tonta… como la mayor), tuvo que aportar una relación de bienes y recursos para «milagrosa» y sospechosamente salvarse de ir a la cárcel a diferencia de su socio y marido (que, por cierto, no ha aparecido el primer día en su nuevo puesto de trabajo en Vitoria-Gasteiz).

Por cierto, ¿El Ministerio de Interior asigna 33.000 euros a la escolta de dos ciudadanas “privadas”? Son 800 euros diarios durante su estancia de una semana. ¿Eso tampoco le cuesta nada al bolsillo de tus compatriotas españoles?

La asignación de los Presupuestos Generales del Estado es dinero público y con ese dinero, hacen este tipo de cosas tan «ejemplares». Cosa distinta es que creas que casa real no les pasa ni un euro pero, creer eso, es como pensar que el emérito fugado se ha quedado sin «paga», o creer en la resurrección de la madre de Bambi. En el fondo no te lo crees ni tú.

3. En un burdo intento de diferencia lo indeferenciable, utilizas el citado mantra consistente en decir que una cosa es la «familia real» y otra (al parecer, «muy distinta») es la «familia del rey«. Lo dicho… te has subido al carro de Zarzuela de tratar a la Ciudadanía por tonta pero, con esto tienes que tener un especial cuidado: Tú no tienes sangre azul y ni Dios o un genocida dictador. Tú eres alcalde por la suma de los votos de las tres extremas derechas «Marca España«. Y, cuando no lo seas, ¿Qué? ¿O también te has creído que hay una plaza vacante de bufón en Palacio?

Deja de arrastrarte, José Luis. Si hasta parecías un buen alcalde hasta que aceptaste ser el vocero del tira-güitos de Murcia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.