PP Sada: “Pese al riesgo y a las advertencias de los usuarios, se tardó un año en inspeccionar la piscina”

“Estas vigas no llegaron a caer al suelo, por el efecto cuña realizado entre la cabeza de las vigas y el cerramiento de hormigón”

El pasado 13 de enero el arquitecto técnico municipal emitió un informe, que no trascendió, en el que advertía “se debería proceder, de una forma urgente, a cerrar las instalaciones de la piscina hasta que se proceda a realizar un estudio exhaustivo del estado en que se encuentra toda la instalación del techo en cuanto a la estructura portante del mismo”.

El técnico municipal informó que las vigas del techo de la piscina estaban apuntaladas cuando acudió a realizar ese día una inspección, y que el fallo de estas vigas de madera viene como consecuencia de la completa oxidación de las cazoletas metálicas en las que se apoyan, que incluso llegaron a desaparecer.

“Hemos accedido a parte del expediente de la piscina, observando que estos últimos años las principales quejas de los usuarios se refieren a la falta de limpieza e higiene de las instalaciones” denuncian los populares.

Pero también constan más de treinta quejas de hace poco más de un año, dirigidas al Alcalde, que advierten: Hace cuatro meses que llueve dentro”, “….el agua nos cae del techo nadando con el riesgo que nos caiga un tablón en la cabeza” y “Hace poco se hizo una reparación y estamos peor.

Pese a pasar ya dos meses desde el cierre, el gobierno municipal no ha informado de la situación; y eso se debe a que todavía no abordo lo indicado por el técnico municipal en enero, y no conoce el estado real de la cubierta.

“Todo apunta, salvo que se pretenda hacer una chapuza, que habrá que desmontar la estructura de la cubierta y volver a hacerla, lo cual no es una cuestión menor. Conociendo la diligencia de este gobierno encargando proyectos, licitando obras y sus plazos de ejecución, nos tememos que los usuarios de la piscina van a pasar una buena temporada sin pisarla” aseguran.

“Ya con el bipartito, la piscina estuvo cerrada prácticamente dos años. La historia se repite con los mismos protagonistas, que están muy ocupados en informar de sus políticas pero no en atender aquello por lo que se les paga. Harían bien en averiguar si el exceso de la humedad relativa en el interior de la instalación, muy superior a la máxima legal establecida, tuvo incidencia en la oxidación de los elementos metálicos de apoyo” declaran.

“Ya sabemos que el concesionario ha planteado reclamaciones económicas al Ayuntamiento, que está más preocupado por las de Meiras. A nosotros nos preocupa que además de no darse el servicio a los usuarios, sea el pueblo el que acabe pagando la falta de atención y dedicación de los responsables”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.